Internacional

Johnson celebró una fiesta de cumpleaños con 30 personas cuando las reuniones sociales estaban prohibidas

La cadena ITV News ha publicado este lunes que Boris Johnson celebró una fiesta de cumpleaños durante el primer confinamiento por el COVID en junio de 2020 a pesar de que las reuniones sociales en interiores estaban prohibidas por la pandemia

Imagen del primer ministro británico, Boris Johnson / WPA Pool (Getty Images)

Madrid

Siguen los escándalos en Reino Unido alrededor de la figura de Boris Johnson. La cadena ITV News ha publicado este lunes que el primer ministro celebró una fiesta de cumpleaños en Downing Street con treinta personas durante el primer confinamiento por el COVID-19 en junio de 2020, a pesar de que las reuniones sociales en interiores estaban prohibidas por la pandemia en ese momento.

Más información

Este medio británico asegura que la mujer del 'premier' británico, Carrie Johnson, ayudó a organizar la fiesta, un cumpleaños sorpresa, durante la tarde del día 19 de junio.

En dicho evento, celebrado en la Sala del Gabinete del número 10 de Downing Street, participaron 30 personas tras el viaje oficial de Boris Johnson a una escuela en Hertfordshire. Además, nueve días antes de la fiesta, el 10 de junio, Johnson pidió a la ciudadanía "continuar respetando las reglas diseñadas" para mantener a las personas "a salvo" ante el auge del coronavirus.

La nueva revelación incrementa la presión sobre Boris Johnson, en la cuerda floja desde hace días por otra serie de eventos sociales que se celebraron en Downing Street y otros departamentos del Gobierno durante la pandemia. 

Los escándalos siguen salpicando al mandatario y este mismo lunes, su exasesor de Dominic Cummings ha anunciado que se publicarán más historias sobre el 'premier', acorralado por las críticas por las fiestas en Downing Street. Por el momento, Johnson se aferra a su cargo y ha reiterado a los parlamentarios y miembros del partido que esperen al sumario de investigación.  

Dimiten miembros del partido de Johnson

Además, continúa el chorreo de dimisiones. Este lunes, el secretario de Estado británico contra el fraude, Theodore Agnew, ha dimitido al considerar que el Gobierno de Johnson no tomó las medidas adecuadas para prevenir solicitudes fraudulentas de préstamos y ayudas oficiales durante la pandemia.

Agnew ha dicho que dejaba su puesto "con efecto inmediato" durante una intervención en la Cámara de los Lores (no electa) precisamente para explicar el anuncio hecho hace unos días por el Ministerio de Economía de que daba por perdidos unos 4.300 millones de libras (5.100 millones de euros) en préstamos concedidos desde el inicio de la crisis sanitaria.

En un comunicado en su web que pasó prácticamente desapercibido, al no ir acompañado de comparecencia parlamentaria, Economía reconoció que solo contaba con recuperar en torno a un 26 %, o 1.500 millones de libras (1.780 millones de euros), del total de ayudas que supuestamente acabaron en manos de destinatarios fraudulentos. Ante las críticas del opositor Partido Laborista, Agnew acusó al Ejecutivo de haber cometido "errores de colegial" en su gestión, por ejemplo al conceder préstamos a empresas "que ni siquiera estaban activas durante la pandemia".

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00