Últimas noticias Hemeroteca

"Prefiero que un niño no desayune a que tome leche con cualquier bebida chocolateada y una magdalena"

El cocinero Juan Llorca lamenta el exceso de azúcar en la dieta de los niños y propone dar zanahoria, kiwi y aguacate a partir de los 9 meses. Es un ejemplo de un objetivo más global: cambiar la forma de entender la alimentación de los más pequeños

Llorca es contrario al desayuno que preside las mesas de la mayor parte de los hogares españoles: cereales o galletas y leche chocolateada. / CADENA SER

¿Qué comen los niños españoles? El cocinero Juan Llorca, con más 22 años de profesión y apasionado de la nutrición y alimentación infantil, propone dar zanahoria, kiwi y aguacate a los niños de 9 meses; es un ejemplo de un objetivo más global consistente en cambiar la forma de entender la alimentación de los niños. Llorca, que viralizó en 2017 un vídeo sobre las maldades del aceite de palma, es cocinero desde hace ocho años del comedor escolar del colegio Montessori de Valencia (220 alumnos apuntados al comedor) y desde su puesto trata de que la relación de los niños con la cocina sea muy activa: "Pueden recoger productos del huerto para llevarlos a la cocina para incorporarlo al menú, organizamos clases de cocina con los niños, de educación alimentaria... así conseguimos que haya buena relación entre alimentos y niños". 

Este cocinero defiende que el comedor del colegio debe ser "un aula más" en la que los niños reciban su educación y propone platos como tortillitas mini de patata y brócoli, tortitas de aguacate y garbanzo, ñoquis de boniato y guacamole de guisantes, entre otras cosas. 

¿De qué sirve un postre?

Juan Llorca propone desterrar los postres de las comidas principales del día de los menores: "El postre, ¿qué nos aporta en la dieta? La fruta la podemos incluir en otros momentos del día donde sería mucho más interesante, como la merienda y el almuerzo. La fruta tendría que estar ahí en lugar de los bocadillos y la bollería". Este cocinero tiene un truco para lograr que un niño coma algo: primero hay que enseñarle a que tú, como adulto, lo comes: "No puede ser que el adulto no coma brócoli en el comedor del colegio y pretender que el niño lo coma. Él tiene que verte comiéndolo. Y si además le has contado qué es, lo ha tocado, lo ha olido... el camino es mucho más fácil". 

Juan Lorca. / Wilma Lorenzo McNeely

Llorca acaba de publicar el libro Sin dientes y a bocados en colaboración con Melisa Gómez: "Está muy ilustrado, es fresco y fácil de entender, además de que tiene mucha receta". El libro pretende que podamos educar alimentariamente desde los seis meses a los niños, dejando a un lado las papillas y los triturados y dándole trocitos de brócoli, de zanahoria, plátanos, manzanas... De esta manera la relación de los niños con los alimentos será mucho mejor. 

Llorca es contrario al desayuno que preside las mesas de la mayor parte de los hogares españoles: cereales o galletas y leche chocolateada; esa "no es nunca una buena opción" por la gran cantidad de azúcar de absorción rápida que se da a los niños.  De hecho, defiende que los niños pueden desayunar "de todo", desde tostadas con aguacate a pan integral con humus, tomate, mantequilla de cacahuete, queso fresco, aceite, arroz con huevo, judías, garbanzos...: "Yo prefiero que no desayune, aunque suene así de drástico, a que desayune un vaso de leche con cualquier bebida chocolateada con una magdalena"

El libro defiende que desde los seis meses los niños pueden ir dejando a un lado las papillas y los triturados y probar trocitos de brócoli, de zanahoria, plátanos, manzanas... / CADENA SER

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?