Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Sociedad

Algunos supermercados españoles venden hamburguesas que contienen ADN de caballo

Aunque esto no conlleva un problema de seguridad alimentaria, sí que supone un engaño para el consumidor que no sabe lo que está comprando

Las hamburguesas que compran los consumidores en los supermercados no siempre son 100% vacuno / GETTY

En España también se venden hamburguesas envasadas que presumen ser 100% vacuno y que en realidad contienen diferentes cantidades de carne de caballo. Así lo ha constatado un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) que ha analizado 20 tipos de hamburguesas que se comercializan en nuestro país. Otra de las conclusiones de la OCU es que la mayoría de las hamburguesas que compra el ciudadano en los supermercados son de muy baja calidad cárnica.

"Las hamburguesas envasadas que se compran en los supermercados no siempre son lo que parecen". Así lo ha revelado la Organización de Consumidores y Usuarios, que ha realizado un estudio de 20 tipos de hamburguesas y ha analizado la calidad de la carne dependiendo del tipo de proteínas, la presencia de aditivos, conservantes, colorantes, potenciadores del sabor, antibióticos o su calidad nutricional.

Según explica la OCU, este estudio se puso en marcha debido a la alarma surgida en Irlanda por la presencia de carne de caballo (ADN equino) en las hamburguesas. Los resultados del estudio español muestran que sucede exactamente lo mismo en dos de las 20 hamburguesas analizadas. La presencia de carne de caballo en las hamburguesas no indica que se esté incumpliendo la ley o que pueda haber una alarma sanitaria, simplemente demuestra que el producto es de baja calidad "y que no siempre es lo que parece", según el documento aportado por la OCU. Por otra parte, estos productos de baja calidad tienen un precio muy superior al que "su calidad merece".

Problemas de etiquetado

Según los resultados aportados por la OCU, las hamburguesas deberían indicar en la etiqueta todos los ingredientes que la componen, así como el porcentaje de los tipos de carne. Esto no sucede es 6 de los 20 productos analizados, algo que, según la organización puede provocar confusión en el consumidor.

Ileana Izverniceanu, portavoz de la OCU, ha explicado que el fraude está en que en el etiquetado no se indica que las hamburguesas contienen carne de caballo. "Se comercializa como carne de buey o de vaca y, en ningún momento, el consumidor sabe que está comprando hamburguesas con ADN de caballo", ha concluido.

"La calidad de la carne en los productos analizados es, en general, pobre", esto sucede porque las hamburguesas contienen muchos tendones, cartílagos y exceso de grasa en vez de carne de calidad. El análisis también muestra que las empresas cárnicas abusan de los aditivos y de la sal de forma "injustificada". En muchas hamburguesas se ha encontrado un exceso de antioxidantes, colorantes, potenciadores de sabor e incluso sulfitos.

Carne de caballo

Este estudio se ha realizado tras el gran revuelo que se produjo en Irlanda al constatar que muchas de las hamburguesas que se comercializaban se producían, en parte, con carne de caballo. De las 20 muestras analizadas en España, las hamburguesas de Eroski y Ahorramás contienen también ADN de caballo sin indicarlo en su etiqueta. Estos resultados no conllevan "un problema de seguridad alimentaria pero sí un engaño al consumidor", explica el informe de la OCU.

Según las valoraciones de la OCU, solo siete de las 20 hamburguesas objeto de estudio tienen una calidad cárnica aceptable o buena. El resto tienen una calidad mala o muy mala.

El objetivo de la Organización de Consumidores y Usuarios es saber cómo ha llegado el ADN de caballo a unas hamburguesas de vacuno. Para ello se ha dirigido a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESAN), al Ministerio de Agricultura y a las Comunidades Autónomas para que se lleve a cabo una investigación urgente y se depuren responsabilidades. "El consumidor necesita estar informado por otros canales para estar seguro de que lo que lleva a su casa es lo que realmente se quiere llevar", ha concluido.

En 2011 España produjo 10.915 toneladas de carne de equino, de las que 4.032 fueron exportadas. La mayoría, con destino a Italia.

Más recetas y noticias gastronómicas en CadenaSER.com

Ileana Izverniceanu: "El consumidor no sabe que llevan ADN de caballo".