Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Gente

Corinna afirma que no quiere ser una celebridad y que habla "para aclarar los hechos"

La princesa concede una entrevista a '¡Hola!' para "aclarar la situación y las falsas acusaciones" tras su supuesta vinculación con el 'caso Nóos'

¡HOLA! / La princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein, en la portada de la revista '¡Hola!'

La princesa Corinna, en el centro de las nuevas informaciones relacionadas con el 'caso Nóos' tras conocerse nuevos e-mails que relacionan a Iñaki Urdangarin con la Fundación Laureus, vinculada a la aristócrata, afirma que no va a dar juego a las "fuerzas que intentan desacreditar a la monarquía".

Tras años de silencio, en los que ha estado relacionada con la Casa Real, Corinna zu Sayn-Wittgensteinlo ha roto ocupando la portada de la revista semanal '¡Hola!', en la que afirma en una entrevista de ocho páginas que habla para defenderse, "ya que mi silencio se estaba malinterpretando".

Saltó a la palestra después de conocerse el famoso viaje del rey a Botsuana en abril de 2012 y se ha cuestionado desde entonces la relación que mantiene con la Casa Real. "Las especulaciones que siguieron al viaje a Botsuana me dolieron. Fueron innecesarias y dañinas", cuenta en la entrevista, y afirma que siente "un profundo respeto por el rey y por el príncipe".

Tal y como afirma la princesa, al ver su nombre implicado en el 'caso Nóos, después de que Diego Torres haya tratado de involucrarla sacando a la luz varios correos electrónicos en los que aparece su nombre. "Quiero exponer los hechos para aclarar la situación y las falsas acusaciones", considera al respecto, y se refiere a su condición de mujer y rubia como fuerte condicionante para su imagen.

Asegura Corinna que no tiene "ningún deseo de ser una celebridad" y que no quiere ocupar portadas ni aparecer en las páginas de sociedad. La princesa confiesa que ha decidido hacer este reportaje para calmar el acoso que dice estar recibiendo por los desconocidos, aunque se considera acostumbrada a la presión.

Finalmente, considera Corinna que "Hay fuerzas que utilizarían cualquier cosa para desacreditar a la monarquía y a España, pero yo no les voy a dar juego".