Política

Cospedal sobre pactar con Vox: "Si se tiene que gobernar con Vox, pues se gobernará con Vox"

La expresidenta de Castilla-La Mancha y exsecretaria general del PP defiende los pactos poselectorales con la formación de Abascal en España y en Castilla-La Mancha y no entiende que se cuestionen como tampoco se hace a los pactos del PSOE con Podemos o Bildu

María Dolores de Cospedal en el Congreso que supuso su adios a la política regional el 7 de octubre de 2018 en Albacete / PP (EUROPA PRESS)

Toledo

La que fuera presidenta de Castilla-La Mancha entre 2011 y 2015 ha defendido explícitamente los pactos poselectorales con Vox en caso de que den los números para gobernar en España y también en Castilla-La Mancha. María Dolores de Cospedal ha sido entrevistada este martes en CMM, donde ha asegurado que "si hay que gobernar con Vox, pues con Vox". Lo dice además en pleno debate sobre lo que pasará en Castilla y León después de las elecciones de este domingo. Para Cospedal, no se entiende que se cuestionen los pactos con la formación de Abascal y que sí se defiendan los de Pedro Sánchez con Podemos, los independentistas catalanes o Bildu.

Sobre el liderazgo de Pablo Casado al frente del PP y de Paco Núñez al frente del PP de Castilla-La Mancha, Cospedal ha evitado dar un apoyo explícito a ambos. Señala que "hoy hay liderazgos distintos en mi partido y ellos (en referencia a Casado y a Núñez) tienen que seguir su propio camino, tomar sus propias decisiones y ganarse el reconocimiento de la militancia y sus votantes". Cospedal añade que "son dos hombres jóvenes a los que se les dio esa oportunidad y la tienen que aprovechar porque eso no solo es bueno para el PP, sino también bueno para España". Mucho más clara ha sido cuando le han preguntado por las diferencias entre Almeida y Ayuso, o mejor dicho, entre el aparato del PP y la presidenta de la Comunidad de Madrid en su pugna por la presidencia del partido en esa comunidad. Cospedal rebaja a "mínimas" las diferencias entre ambos equipos.

La también exsecretaria general del PP durante 10 años se ha defendido frente a las acusaciones de estar involucrada en la trama Kitchen, que investiga el presunto espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas y donde también está involucrado el excomisario de la Policía Nacional, José Manuel Villarejo. Dice que las conclusiones de la Comisión de Investigación del Congreso de los Diputados, donde se apuntó al PP como responsable de esa trama y a ella misma como una de sus responsables; "estaban escritas antes de escuchar a los comparecientes" y que "responden a una estrategia política".

Cospedal defiende su herencia

En clave regional, Cospedal ha recordado sus inicios como presidenta de la región en 2011, año marcado por la fuerte crisis económica y la situación límite que estaba viviendo Castilla-La Mancha tras la presidencia del socialista José María Barreda con "un 7% de déficit y 800.000 facturas sin pagar". La entrevista realizada conjuntamente por la radio y la televisión pública CMM ha insistido en recordar aquella época, donde se contrajo el presupuesto regional y las decisiones sobre recortes estaban a la orden del día. La expresidenta de la Junta los ha justificado todos, "porque no había dinero ni para pagar las nóminas de los profesores".

Ha recordado episodios como que tuvo que decidir entre pagar las facturas de los farmacéuticos o una paga que se le daba a las viudas. El gobierno popular escogió la segunda, aunque las facturas acabaron pagándose. También aseguraba Cospedal -y es algo que suele recordar muy a menudo-, que cuando llegó al gobierno algunos llegaron a plantarle que tenía que elegir "qué hospital cerrar", una decisión que finalmente nunca llegó a tomarse. Preguntada por si los recortes, que llegaron a todas las esferas de la sociedad, eran una especie de "laboratorio de ideas" para algo que se pretendía instalar a nivel nacional (entonces el PP también estaba en La Moncloa con Mariano Rajoy como presidente), Cospedal lo ha negado.

En materia de agua, ha recordado la firma del Memorándum del Tajo impulsado por ella, que elevó el mínimo trasvasable, auque perpetuaba el trasvase; y también echó en cara al PSOE no haber apoyado la reforma del Estatuto de Autonomía en 2007 y que preveía para el 2015 el fin del trasvase. El PSOE no apoyó la medida, y en la época se justificó precisamente en la falta de apoyo también de los populares.

Sobre política actual, cree la expresidenta de la Junta que recuperar instituciones como la Cámara de Cuentas (que ella misma cerró) no va a ayudar a que haya más población en provincias como la de Cuenca o Guadalajara y defiende la decisión que tomaron de suprimir los sueldos de los diputados regionales. Asegura que esto se adoptó para fomentar que "peluqueros, abogados y otro tipo de profesionales" pudieran dedicarse a la política sin renunciar a su actividad profesional, cobrando eso sí unas dietas "para evitar que la política les cueste dinero". Una de las primeras decisiones de la actual legislatura en las Cortes fue, con el apoyo de PP y PSOE, devolver el sueldo a los diputados y suprimir la limitación de mandatos que estaba vigente desde la época de Bono, y que Cospedal no ha querido valorar porque ella no adoptó ninguna medida al respecto. Sí que ha entrado en el asunto de la ley electoral, que durante su mandato se modificó dos veces: una para aumentar a 49 su número y la otra para reducirlos en los actuales 33. Defiende que la última modificación se hizo para evitar que el capricho de un gobernante pudiese alterar la voluntad popular.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad