Economia y negocios

¿Qué es la deflactación del IRPF que propone Feijóo y cómo afectaría al bolsillo del contribuyente?

Compensar la subida de sueldos elevando los umbrales del IRPF supondría un ahorro de entre 9 y 263 euros, pero el FMI avisa de sus efectos en la economía

Representación de la declaración de la renta.(Europa Press (Archivo))

Varios representantes políticos han propuesto al Gobierno adaptar el IRPF para compensar los efectos de la subida de precios en los bolsillos de los contribuyentes. El último en hacerlo ha sido el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, que aboga por una deflactación para las rentas de menos de 40.000 euros, con efecto inmediato y retroactivo desde el 1 de enero.

Más información

La teoría detrás de esta medida es simple. Si una empresa ajusta el salario a sus trabajadores para compensar la inflación, este puede encontrarse con una tributación mayor, pese a que no se ha producido un aumento de su capacidad económica real. La idea de deflactar el IRPF consiste en elevar los umbrales que marcan los tipos en la renta, de tal manera que el trabajador siga pagando una cantidad parecida de impuestos.

¿Qué impacto tendría en nuestros bolsillos la deflactación del IRPF? El Consejo General de Economistas (CGE) calcula que los contribuyentes podrían ahorrar entre 9 y 136 euros en su factura del IRPF si las tarifas se ajustan (deflactan) un 1,5%. Este ahorro podría ser aún mayor, de entre 109 y 263 euros, si además de la tarifa también se ajustan a la inflación —en este caso, al 6,5%— otros componentes del IRPF, ha detallado el Consejo este miércoles en la presentación de su documento 'Declaración de Renta y Patrimonio 2021'.

Aunque en términos absolutos el beneficio sería mayor para las rentas más altas, sería proporcionalmente mayor para las rentas bajas y medias. A modo de ejemplo, un contribuyente que en 2021 ingresara 22.000 euros y que en 2022 haya visto incrementado su salario un 1,5%, pagará 74,17 euros más de IPRF, pero podría ahorrarse 9,34 euros de esta cantidad si la tarifa se deflactara en un 1,5%. Para un contribuyente que en 2021 ganara 300.000 euros y en 2022 disfrutara de ese mismo aumento salarial del 1,5 % y la misma deflactación, el ahorro sería de 136,48 euros.

El CGE realiza este mismo ejercicio en el caso de que la subida salarial y la deflactación fuera del 3%, en cuyo caso el ahorro en el IRPF ascendería a 18,67 euros para el contribuyente que en 2021 ganaba 22.000 euros y 349,88 euros para el de 300.000. En caso de que, además de deflactar la tarifa del IRPF, también se ajustasen a la inflación otros componentes del impuesto, como los mínimos personales o los gastos del trabajo, el ahorro sería mayor.

Bajo este supuesto, el contribuyente que en 2021 ganaba 22.000 euros disfrutaría de un ahorro de 109,09 euros (si su salario subió un 1,5% y se deflacta ese mismo importe) o 118,42 euros (si subió un 3%), unas cifras que se elevan a 263,52 y 476,92 euros, respectivamente, para el contribuyente con 300.000 euros de ingresos.

El secretario técnico del Registro de Asesores Fiscales (REAF), Luis del Amo, ha explicado que el "efecto pernicioso" se deriva de la subida de los salarios, no de la inflación en sí, por lo que el ajuste de la tarifa debería realizarse conforme al incremento retributivo de los contribuyentes y respecto al IPC.

Gestha avala la deflactación, pero no la bajada de impuestos

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda, representados por el sindicato Gestha, avalan la propuesta para deflactar el IRPF. A su juicio, esta medida debería ir acompañada un aumento de la tributación para rentas y patrimonios altos así como para los beneficios de las grandes empresas que no se hayan visto afectadas por la crisis; en línea con las posturas de organismos como la OCDE.

Gestha propone acordar las escalas estatales y autonómicas de la base liquidable general y del ahorro, así como los mínimos personales y familiares estatales, según la estimación de la inflación media acumulada de 2021 y 2022, y con efectos retroactivos al 1 de enero para que también beneficie a los herederos de quien pueda fallecer en este año. Los técnicos consideran que esta medida debe acompañarse con nuevos tramos en las escalas estatal y autonómica de la base liquidable general y del ahorro vigentes.

En los ámbitos autonómicos, Gestha defiende la deflactación de las escalas autonómicas del IRPF y los mínimos personales y familiares autonómicos según la estimación de la inflación media acumulada de 2021 y 2022, con efectos retroactivos al 1 de enero, en ejercicio de la corresponsabilidad fiscal de los Gobiernos autonómicos.

Sin embargo, los técnicos rechazan una rebaja generalizada de impuestos, teniendo en cuenta el aumento del gasto público para atender a los ciudadanos y empresas más afectadas por la guerra en Ucrania; advirtiendo del impacto que podría provocar en términos de déficit y deuda.

El FMI rechaza las bajadas de impuestos generalizadas

Medidas como la que propone Feijóo no seducen al Fondo Monetario Internacional (FMI), que en su último informe recomienda los gobiernos aliviar las subidas de precios dando apoyos a los más vulnerables y no bajando impuestos o dando ayudas de manera generalizada. "La mayoría de estas medidas puede tener consecuencias no deseadas y grandes costes fiscales", explica la organización financiera. "Estas acciones pueden aumentar la presión alcista sobre los precios internacionales", añade.

Además, el FMI argumenta que bajar impuestos de manera generalizada o bonificar precios de manera generalizada puede impedir que el mercado actúe frenando la oferta y reequilibrando los precios. "Los subsidios de precios generalizados son costosos, conducen a un consumo excesivo y, en el caso de los subsidios a la energía, benefician desproporcionadamente a los hogares con mayores ingresos", sostiene.

La alternativa que recomiendan es la de apoyar con ayudas directas a los hogares más vulnerables. Esta medida, según los autores del informe, permite aumentar los ingresos de los más perjudicados para compensar la subida de la inflación sin alterar el funcionamiento del mercado de formación de precios. Además, el Fondo recuerda que las familias han acumulado en la Unión Europea un billón de dólares en ahorros que pueden servir para aliviar los efectos de la subida de precios sobre las economías familiares.

Recomendaciones para la campaña de la renta

Además de referirse a la posibilidad de ajustar la renta a la subida de los sueldos, el CGE ha ofrecido consejos para sacar el máximo partido a la declaración de la renta. A este respecto, el organismo insta a revisar a fondo el borrador antes de confirmarlo, en especial si ha cambiado la situación familiar o si se dan circunstancias especiales, como tener dos pagadores por haber estado acogido a un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE).

También recuerda que los beneficiarios del ingreso mínimo vital tienen que presentar declaración y que este año las ayudas por el volcán de La Palma o la borrasca Filomena están exentas. Asimismo, subraya que la venta o permuta de criptomonedas tributa como ganancia o pérdida patrimonial y se integra en la base imponible del ahorro.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad