Si amanece nos vamosSi amanece nos vamos
Ciencia y tecnología

Monogamia vs poliamor: así funciona nuestro cerebro

Raquel Mascaraque nos cuenta cómo solemos actuar y reaccionar ante estos dos conceptos que representando dos maneras de actuar

Tres varones (V y último)

Tres varones (V y último)

53:27

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1650945810021/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

¿Qué es el amor?

Confianza, respeto, sinceridad y comunicación. Poder realizarse de forma personal y en pareja sin limitarte pero sin limitar a tu pareja. Es decir, tener la información para poder decidir si queremos o no mantener un tipo u otro de relación.

Responsabilidad afectiva

Es como la belleza, algo muy subjetivo. Yo definiría el amor como confianza plena, sinceridad brutal, respeto máximo y comunicación sin límites. Pero al final el amor es algo diferente para cada persona. Así que yo vengo aquí con ciencia. Helen Fisher, antropóloga y bióloga, ha estudiado prácticamente toda su carrera profesional acerca del amor en el cerebro y si nos ponemos desde el prisma científico cree que deriva principalmente de 3 circuitos cerebrales: el deseo sexual, el amor romántico y el apego. Se tratan de sistemas cerebrales diferentes.

- El deseo sexual te hace buscar un amplio abanico de personas.

- El amor romántico te permite centrar tu energía en solo una persona.

- El apego te permite quedarte con esa persona al menos hasta educar a un hijo durante su infancia.

La mayoría de la gente cuando habla sobre el amor se refiere al amor romántico. Fisher nos explica que lo primero qué pasa cuando nos enamoramos es que todo lo que rodea a esa persona es especial, la música que escucha, su ropa, sus gestos, su olor, todo. Sabes perfectamente qué es lo que no te gusta de la persona, pero lo dejas totalmente a un lado. Cuando hablas con esa persona te late más rápido el corazón, incluso se puede decir que tienes cierta dependencia emocional.

Se puede activar el circuito del amor romántico de forma inmediata, pero los circuitos cerebrales del apego tardan mucho más tiempo en asentarse, puedes enamorarte locamente de alguien sin sentir apego profundo. Para eso tienes que saber mucho de alguien. La región cerebral relacionada con la sensación de apego solo se activa unos 17 meses más tarde. Hay es cuando crece el vínculo del apego, va creciendo con confianza.

¿El cerebro está construido para ser poliamoroso?

Según Helen Fisher no se puede, dice que se puede sentir un vínculo afectivo por varias personas y el amor romántico intenso por alguien más. Pero cuando alguien dice que está enamorado de 2 o 3 personas suele ser que tienen vínculos afectivos con varias personas, pero no que esté enamorada de 2 ó 3 personas.

SAPIOSEXUAL

Sapiosexual es el término que, aunque no reconocido por la RAE, se utiliza para designar a aquellas personas que consideran a la inteligencia como el principal factor en la atracción sexual. Este tipo de relación amorosa se aleja de la considerada en los parámetros convencionales pasando, en el caso que citamos ahora, el estereotipo del físico a un segundo lugar primando la inteligencia; este tipo de atracción, aunque nos resulte extraño, ha existido siempre.

Se considera que existe una mayor tendencia sapiosexual en mujeres que en hombres ya que ellas, para sentir atracción, suelen necesitar más estímulos que el físico, buscando algo más para lograr su excitación, tal como la inteligencia del hombre.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad