Sociedad

Los canarios vuelven a las cajas rurales para huir de las duras condiciones de los grandes grupos bancarios

Las entidades financieras regionales vuelven a tener auge entre la población del archipiélago debido a su flexibilización de los requisitos financieros y atención adaptada al usuario

Cajero automático / Allison Michael Orenstein

Una posible fusión entre el Banco Sabadell y BBVA, que se barajaba desde hace meses, cada vez está más lejos de ser efectiva. A corto plazo, el "no" por parte del banco Catalán es rotundo, pero, en caso de que se abriera la veda a esta integración en un futuro, ¿Cómo condicionaría el porvenir del sistema financiero en Canarias y en el resto del territorio nacional? La limitación de la oferta bancaria en España hace que los usuarios tengan que estar dispuestos a aceptar una serie de requisitos económicos cada vez más elevados, como el aumento del porcentaje en las comisiones por préstamos, y esto puede tener como consecuencia la exclusión financiera a personas o familias con niveles de renta inferiores. Por lo que, cada vez son más las personas las que han optado por volver a las cajas rurales, ya que ofrecen condiciones mucho más flexibles y adaptadas a las circunstancias de cada usuario.

Limitación de la oferta bancaria

Manuel Fajardo, coordinador en Canarias de la Asociación de Usuarios de Banca, Cajas y Seguros ADICAE, dice que una fusión de este tipo de entidades trae consecuencias en el ámbito laboral y para los usuarios: "Si terminase por concretarse esta fusión entre el Sabadell y el BBVA, que aún no está descartada, hablaríamos de una entidad que superaría el número de sucursales del Banco Santander. Y puede pasar el mismo episodio con CaixaBank y Bankia, donde cerraron más de 800 sucursales en España". Además, el experto avisa de que esta posible reestructuración podría suponer un gasto de 1.500 millones de euros, según los datos otorgados por el Banco Bilbao.

Pero, lo que más preocupa a los expertos es que esta fusión contribuiría a un proceso de concentración bancaria a nivel nacional. El mercado español estaría controlado por tres grandes bancos como son CaixaBank, BBVA y Santander, lo que daría pie a una situación de oligopolio que acabaría con la competencia en el sector y que repercutiría negativamente en las posibilidades para el usuario.

Proliferación de las cajas rurales en 2024

Debido a esta limitación, las cajas rurales se están revalorizando a nivel regional, ya que ofrecen una serie de condiciones flexibles a los usuarios. Además, cuentan con el valor de la atención presencial en las sucursales, servicio que va disminuyendo en las grandes sedes, lo que produce problemas, sobre todo en personas mayores que no tienen el manejo suficiente de los dispositivos electrónicos para realizar las gestiones financieras necesarias.

Rubén Artiles, coordinador del sector financiero de Comisiones Obreras Canarias dice que no hay que poner en duda la viabilidad de este tipo de entidades regionales, ya que consiguieron superar la gran crisis financiera del 2008 y han vuelto con más fuerza.

En Canarias, los dos grupos principales que acogen a este tipo de bancas regionales son Cajamar, con 180 empleados en las islas, y Caja Rural, donde se encuentra la entidad canaria Cajasiete, con casi 400 empleados.

Artiles dice que para este 2024 la entidad canaria ha aumentado considerablemente su presencia en el sector, siendo cada vez más la opción preferente por muchas personas en el archipiélago debido al comportamiento del mercado. De hecho, el coordinador de CCOO dice que "Cajasiete tiene planificado realizar contrataciones, ampliar la cuota de mercado y mejorar la atención presencial para este año".

Situación de los trabajadores

En cuanto a las condiciones de los trabajadores, el coordinador del sector financiero de Comisiones Obreras Canarias dice que la fusión de ambas entidades es totalmente complementaria, ya que el banco Sabadell tiene una vocación más empresarial y menos sucursales en el archipiélago (un total de 20 en toda Canarias), lo que combina con el carácter generalista y la multitud de sedes por parte del BBVA (casi 700 trabajadores) lo que no repercutirá en un recorte en la plantilla: "No hay un gran solapamiento de personal como el caso de Caixabank y Bankia. Y si hubiera intención de reducir la plantilla sería a través de medidas voluntarias".

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00