Sociedad

Dos policías de paisano vigilarán en Astillero que los propietarios de perros recogen los excrementos de sus animales

El Ayuntamiento ha puesto en marcha una campaña por todo el municipio

Dispensadores de bolsas y cantimploras para ayudar a recoger los excrementos que va a repartir el Ayuntamiento de Astillero.

El Ayuntamiento de Astillero ampliará las iniciativas de la campaña municipal sobre recogida de excrementos de perros con patrullas formadas por dos agentes de Policía Local de paisano para controlar y terminar con estas malas prácticas.

La campaña arrancará por todo el municipio y en diferentes horarios, con el fin acabar con este comportamiento "incívico" de un "pequeño porcentaje de dueños de mascotas", ha señalado en una nota de prensa el alcalde, Javier Fernández Soberón.

Y ha puntualizado que "la culpa no es de los perros, sino de unos pocos dueños que 'dejan olvidados' los excrementos de sus mascotas perjudicando a todos los demás vecinos y al entorno".

Además, ha recordado que "no recoger los excrementos supone sanciones económicas muy importantes".

Asimismo, para ayudar a concienciar y divulgar las buenas prácticas, el miércoles 29 de marzo se repartirán junto al nuevo parque canino de la Avenida de España los dispensadores de bolsas y botellas para la orina anunciados. El horario de la entrega será de 13.00 a 14.00 horas y se repartirán hasta fin de existencias.

Esta medida se enmarca dentro de la campaña bajo el lema 'Si lo hiciera en tu casa... ¿lo recogerías?' que consistirá en el reparto de dispensadores de bolsas y cantimploras para ayudar a recoger los excrementos.

Se busca concienciar de la obligatoriedad de portar todo lo necesario para recoger los excrementos durante los paseos con las mascotas y advertir que no hacerlo puede acarrear sanciones disciplinarias con una cuantía económica que puede alcanzar los 600 euros.

Por otra parte, el Ayuntamiento de Astillero está trabajando en nuevas áreas de esparcimiento canino en la zona de la Avenida España de Astillero y otro entre los dos faros del Polígono de Guarnizo.

"La mejor forma de compromiso con el municipio es contribuir a mantenerlo limpio, para beneficio de todos los que viven y transitan por él cada día", ha indicado el concejal de Medio Ambiente, Alfonso Suárez.

Ha indicado que con esta campaña no solo se anima a los vecinos a cumplir con la normativa legal sino también a que se tome conciencia y se haga como un ejercicio de respeto para con sus vecinos y su pueblo.

Las heces en la calles es un problema social, más común de lo que imaginamos, se estima que el 70% de la población con mascotas, sale a pasear con su perro todos los días y de ese 70% el 30% no recoge los desperdicios fisiológicos que desecha su mascota. Dejando en exposición de lluvia, viento y sol las heces provocando contaminación realmente preocupante.

De hecho ya hay muchas investigaciones que exponen que el excremento del perro es tan tóxico como la basura humana, llena de bacterias, parásitos y otros patógenos que son transmisibles a los seres humanos y suponen un riesgo grave para la salud. La materia fecal que se queda en la vía pública termina convirtiéndose en polvo que contamina el aire, los depósitos de agua e incluso los alimentos preparados en la calle. Inhalar estos desechos puede provocar parasitosis, bacterianos y de micosis como la salmonella, la tifoidea o diarreas

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00