Historia

Wamba, el rey godo que no quiso reposar en Toledo

El Ayuntamiento de Pampliega muestra su sorpresa al no haber sido avisado del cambio de ubicación de los restos del monarca en la Catedral de Toledo y mantiene su reivindicación histórica para que vuelvan al lugar donde quiso ser enterrado

Urna con los restos de los reyes godos Wamba y Recesvinto / Germán Lafont

Toledo

La localidad burgalesa de Pampliega sigue reclamando el traslado de los restos del rey Wamba desde la Catedral de Toledo. El monarca visigodo, sucesor de Recesvinto, expresó antes de morir su deseo de ser enterrado en el municipio burgalés pero en el siglo XIII fue trasladado a Toledo por orden de Alfonso X El Sabio. Las reliquias de ambos monarcas descansan desde entonces en una urna que en 2017 fue trasladada desde el Ochavo de la Catedral a una sepultura de la capilla mozárabe.

La nueva ubicación de los restos dignifica la figura de ambos reyes pero deja oculta la arqueta a los visitantes, lo que ha generado malestar en el Ayuntamiento burgalés, que se queja, además, de no haber sido avisado del cambio. Fue en septiembre de 2021 cuando Pedro Miguel Antón, concejal de Cultura de Pampliega, comprobó durante una visita a Toledo, que los restos del rey godo habían sido trasladados de una capilla a otra.

"Fue una sorpresa porque no me lo esperaba. Se comprometieron a avisarnos de cualquier cambio o de cualquier novedad y nuestra sorpresa fue que los habían cambiado", explica Antón, que pese a reconocer que una de las reivindicaciones del Ayuntamiento era que los restos reposaran en lugar más digno, "al nivel de un rey godo", lamenta que la urna permanezca ahora oculta bajo la sepultura, aunque señalizada por una placa.

Monolito en recuerdo del rey godo Wamba, en Pampliega (Burgos) / German Lafont

A pesar de este episodio, remarcan que las relaciones con la Catedral Primada son buenas, sobre todo después de que ésta haya aceptado invitar al Ayuntamiento de Pampliega a la misa funeral por el eterno descanso de los reyes godos que el próximo 3 de septiembre se celebrará en el templo toledano. Un gesto que, eso sí, no impedirá que la localidad siga reclamando la devolución de los restos del rey Wamba que quiso ser enterrado en Pampliega.

Antón apoya sus argumentos en los escritos en los que, asegura, Wamba dejó constancia de sus deseos de descansar en esta localidad burgalesa. “Esto no es una cosa de Toledo ni de Pampliega. Es una cosa de Wamba. El rey quiso morir y descansar en Pampliega", insiste el edil, que recuerda que su sobrino Egica, que fue proclamado rey, pudo llevarse los restos de su tío a Toledo y no lo hizo. “Eso demostraría también que Wamba quiso morir en Pampliega".

El Ayuntamiento ha acudido, sin éxito, a la Casa Real y al Ministerio de Cultura, y seguirá reclamando por la vía eclesiástica el traslado de los restos. Un traslado que, añaden, no solo cumpliría los anhelos del difunto monarca, sino que sería un importante reclamo turístico en una localidad que ya cuenta con una feria visigoda que sirve de recuerdo y homenaje a la figura de este rey godo y que incluye conferencias, representaciones teatrales y recreaciones históricas.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad