Sociedad

Titirimundi celebra su 38.ª edición en Segovia del 10 al 15 de mayo

La venta de entradas comenzará el 17 de abril vía online y en el Centro de Recepción de Visitantes

El Festival Internacional de Teatro de Títeres de Segovia Titirimundi celebrará su 38 edición del 10 al 15 de mayo en Segovia con una programación ecléctica basada en la calidad artística y en su espíritu único de celebración de la vida. Además del prestigio internacional que lo señalan como referente internacional del arte del teatro de títeres, este año apostará por las nuevas poéticas, abriendo camino a otras disciplinas y con un cartel diseñado por Pep Carrió. “Apuntando a lo festivo, que es sello de Titirimundi, en esta edición hemos buscado el equilibrio, tanto a nivel de los distintos géneros y técnicas del arte del teatro de títeres, como en la combinación de la tradición titiritera y la artesanía con la reflexión en torno a la tecnología emergente. Todo ello, sin olvidar el juego, inserto en el ADN del Festival, la destreza de los titiriteros y la apertura a otras disciplinas afines donde la esencia del teatro de títeres está presente. Titirimundi ha tenido desde su fundación la mirada abierta al mundo del saltimbanqui, tal y como Julio Michel quería”, expresa la directora del Festival, Marián Palma. Este año en Titirimundi, que contará con el patrocinio del Ayuntamiento de Segovia, Junta de Castilla y León, INAEM, Iberescena, el mecenazgo del Centro Artesanal de Artesanía de Castilla y León (CEARCAL), Coca-Cola, Fundación La Caixa, Caja Rural y Grupo José Mª, y la colaboración de diversas empresas, participarán en Segovia 32 compañías que realizarán 226 funciones en 30 espacios. Además, Titiricole cumplirá 25 años haciendo soñar a los niños gracias a 18 centros y 26 montajes; volverán los autobuses con alumnos de distintos colegios para convertirse en espectadores de 31 funciones escolares y continuará expandiéndose la labor social de Titirimundi, siempre fuera de programa y dirigida a un colectivo delicado que no puede acercarse a los espacios habituales, como la planta de tratamientos crónicos de pediatría de un hospital, residencias de ancianos, centros penitenciarios, centros de atención de personas con discapacidades psíquicas y físicas, etc. Lugares donde los títeres alientan e impulsan gracias a su labor terapéutica y emocional. Asimismo, 51 pueblos de Segovia disfrutarán del festival gracias al apoyo de la Diputación Provincial de Segovia. En su gira, con 57 funciones, Titirimundi también llegará a 15 ubicaciones: Teatro de Títeres de El Retiro, Museo Lázaro Galdiano, Quinta de los Molinos, Centro del Títere de Alcorcón, Móstoles, Guadarrama y Soto del Real (Madrid), Burgos, León, Candeleda, Salamanca y Zamora (Castilla y León), Alcalá la Real (Jaén), Villarreal (Castellón), Redondela (Pontevedra), y Barañáin (Navarra). Un total de 334 funciones en una 38 edición en la que ya el 26 de abril (y hasta el 19 de mayo) el Carrusel Magique volverá a anunciar la llegada del Festival con su poética finisecular decimonónica, girando con las vueltas de la vida como ese tiovivo de ensueño para días mágicos.

La experiencia de lo insólito… Siguiendo la línea de lo imaginario, lo fantástico…

De este deseo de preservar y difundir el arte del teatro de títeres como patrimonio cultural universal y de un Titirimundi que no solo es sello de calidad, sino de creación de un espíritu que durante estos años se ha ido construyendo desde el sueño de una utopía llevada a la realidad “con trabajo y el ideal de un visionario”, como apunta Palma, surge también este año la vuelta al circo y al mundo de los saltimbanquis, magos, equilibristas, el arte trashumante que devuelve a la condición humana la conciencia de sí misma. En San Lorenzo se levantará la capa de los Molliens, conocidos como Circo Rasposo, que es casi como decir idealismo puro. Ya en pasadas ediciones en Titirimundi y una de las preferidas de Julio Michel, esta premiada compañía, perteneciente a la corriente del “nuevo circo” francés, traerá su último montaje, Orison (Oración), invitando al público a una especie de oratorio íntimo lleno de belleza escénica y diversas lecturas sobre el futuro de la cultura, de la vida, sublimando el gesto circense y la idea del sacrificio del artista. Desde Bélgica llegará otra de las familias de circo más antiguas del continente: Circus Ronaldo, que en su origen mezclaba el circo y la Commedia dell’Arte. Si hace años emocionaron con Fili y La cucina dell’arte, inaugurarán esta edición con su espectáculo Sono io?, una pieza de puro clown que huye de la espectacularidad con una sutil dramaturgia capaz de envolver al espectador en la emoción. Una obra llena de amor por el oficio y por la vida que es todo un reencuentro entre padre e hijo, entre el artista y su público. A ellos se une la más grande de las pequeñas carpas del mundo, la de Dominique Kerignard y su Circo de las Pulgas, que el espectador ve una y otra vez como la primera, lleno de ilusión, y donde se mezcla el humor y la manipulación de objetos de una manera hilarante y al más puro estilo de las antiguas barracas de feria. Y es que Titirimundi lleva consigo el juego, uno de los estados más importantes de la vida. Circo de tradición balear, irrumpirá en las calles D´Estro, fusionando las artes del circo y las raíces de la cultura mediterránea con una de las peonzas más grandes del mundo (45 kg.).

Teatro de títeres que sumerge hasta las entrañas, cuentos de búsqueda, nuevos directores En esta edición, tres reconocidas compañías del teatro de títeres integradas por maestros titiriteros traerán por primera vez un montaje en el que no actúan, sino que escriben y dirigen a otros nuevos actores. Ilka Schönbein (Teater Meschugge) se une a la actriz Pauline Drünert para formar juntas Au Fur & En Mesure con el espectáculo Ricdin, Ricdon: una fábula sobre cómo el artista se encuentra prisionero en una jaula de oro y paga con lo más vivo de su ser su deseo de transformar la paja en el metal precioso. Hasta que consiga descubrir la naturaleza de su demonio… También Jaime Santos (La Chana) dirigirá a Ana Luz de Andrés en un espectáculo que abandona la ironía para adentrarse en un cuento de Juan Rulfo lleno de dureza, “Talpa”, y convertirlo en un montaje bellísimo sobre la culpa, la esperanza, la tragedia: Natalia. Además, en el 35 aniversario de la compañía, presente a lo largo de los años con casi la totalidad de sus obras en el Festival, Ángel Calvente dirigirá a sus actores y a su hijo en uno de los espectáculos más emblemáticos e imprescindibles de El Espejo Negro: La Cabra, un montaje que revolucionó el concepto de teatro de calle con su imperturbable trouppe de gitanos.

Una vuelta a lo originario. La necesidad de contar historias. Aquello que cultiva la emoción Decía Saramago que somos cuentos de cuentos contando cuentos, cuentos ambulantes, cuentos hechos de cuentos, y que vamos por el mundo contando el cuento que somos y los cuentos que aprendimos... De eso habla también Títeres Etcétera en Almavera: de la necesidad de narrar historias y celebrar juntos la vida, de saber dónde poner nuestra alma. Y lo hace mostrando su universo popular en el entorno de un pajar, en el que títeres y espectadores comparten relatos. Desde México, Saltimbanqui ofrecerá un espectáculo de cuentos con el sabor de las calles mexicanas y las enormes posibilidades que ofrecen los títeres y sus diferentes técnicas de manipulación para soñar… Desde Italia, a golpe de porra, Pulcinella, en manos de uno de los más genuinos representantes de la tradición napolitana de títeres del siglo XV, Salvatore Gatto, protagonizará una interpretación satírica de la vida cotidiana, parodiando las tumultuosas pasiones humanas con música en directo. Y desde Francia, Paz Tatay y Pelele Marionettes traerán a Don Cristóbal, la encarnación española del Punch, avivando la tradición europea del títere de guante en un personaje que ama vivir, en el que confluyen ese humor, energía y caricatura que trascienden el miedo y la violencia. Como ese bululú, ese comediante que en la Edad Media iba de pueblo en pueblo interpretando sus espectáculos, Horacio Peralta, uno de los titiriteros argentinos de mayor relevancia internacional, hará soñar con algunas historias sin palabras, esas que pueden ser la tuya o la de dos desconocidos que se encuentran al doblar la esquina. Cuentos que toman un nuevo cariz, como Los tres cerditos de Tropos o Las mil y una de Caricata, donde, con divertidos elementos de cocina, se narra un clásico de la literatura colocando el foco en Sherezade y en su condición de contadora de historias, capaz de transformar el mundo. Historias con títeres, melodías tradicionales de nuestro patrimonio que con los Titiriteros de Binéfar se convierten en una fiesta a lo grande. Pioneros por su trabajo artístico, Hugo e Inés esbozarán pequeños dramas de extravagantes fantoches. Y lo harán en Títere sapiens, con tal fuerza histriónica que, a veces, parecerá que han perdido la certeza de ser dueños de sus manos cuando las ven convertidas en convincentes personajes de carne y hueso que demuestran ser tan humanos como ellos… Como también lo es Mister Barti que, gracias a Alex Mihailovsky, celebra la vida con ternura extrema.

Quizá con un poco de destreza y sencillez sea posible la reconstrucción del mundo Al público de menor edad, Teloncillo (en el Palacio Episcopal) le hará embarcar en un viaje multicolor a través de la selva en busca de una cebra negra con las rayas blancas o blanca con rayas negras, una jirafa esbelta y hermosa que de pequeña era curiosa, o un cocodrilo que en el agua es peligroso y en la tierra muy tranquilo. Todo ello, intercalando canciones y poemas. Desde Eslovenia, Papelito (Brane Solce) hará su particular revolución en sordina, armado de papel y tijera para crear auténtica poesía visual en un espectáculo delicado y brillante de sorprendentes criaturas, con manos que construyen con habilidad y geometría, abriendo los ojos del espectador a la imaginación y a la recreación de nuevos mundos. Asimismo, Lejo (Leo Petersen) colocará sus dedos para hacer aparecer, a gran velocidad, los seres más extraños: un perro bravucón, un pianista hiperactivo, un pinchadiscos chulo y hasta un coro entero de niños. Destreza que también mostrará Tangram Kollektiv en un espectáculo donde la propia sombra sale a escena. Una oda a la imaginación con trucos fascinantes para agudizar nuestra visión de esas sombras de las que no podemos huir, aunque seamos súper rápidos. Pero, como decía un niño, “una sombra no debe decidir tu propia vida”. A veces, de la nada surge el paraíso Tal vez en el títere nos atrevemos a criticar, como decía Julio Michel, a “expresar –como afirman Jean Chevalier y Alain Gheerbrandt en su Diccionario de símbolos– lo que nadie había osado decir sin máscara: la marioneta es la heroína de los deseos secretos y de los pensamientos escondidos, la confesión discreta que nos hacemos a nosotros mismos y a los demás”. Y de la crítica nace Amor al riesgo, el nuevo espectáculo de Bakélite, que, con la ironía y audacia que caracterizan a la compañía, aborda la inclusión de la Inteligencia Artificial en nuestras vidas. También Tierra de nadie, de la compañía griega Merlin Puppet, que actuará en la Sala Julio Michel con un espectáculo de marionetas visuales y sin palabras sobre el poder de la imaginación, sobre ese trozo que corresponde a cada hombre libre, ese mundo imaginario que no se puede delimitar, vender o comprar. O la compañía española eLe, que regresa a Titirimundi también con su segundo espectáculo, La Extraordinaria, para crear en el Corral del Mudo una historia sobre un lugar autogestionado donde ser personas mayores no equivale a resignarse, ni a dejar atrás quiénes son o quiénes fueron, y donde no hay que encajar con una imagen concreta de cómo deberían ser. Asimismo, Tof Théâtre, compañía belga de reconocido prestigio que ha estado en Titirimundi varias veces, traerá una conmovedora crónica sobre el amor paternal, con Daddum (mezcla de papá y mamá) y su impredecible niño-títere, con el que obligará al público a reconsiderar cualquier idea preconcebida sobre los roles, explorando la relación entre el actor-acróbata-titiritero y el títere-pequeño personaje de poliestireno.

Locura escénica, aventuras, nuevas pócimas mágicas Siempre en ruta, Anónima Teatro embaucará al público en un viaje hacia lo desconocido con el elemento persecutorio de las road movies. Una loca cabalgata sobre un rulo gigante que gira y tres animales que deciden recobrar su libertad. Teatro Mutis conducirá al espectador al antiguo Egipto, para reflexionar sobre la autoridad y la ambición, el valor de la perseverancia, el ingenio y la colaboración. Desde su coche en mitad del Azoguejo, Tamanka Teatro adentrará al espectador en un delicioso “viaje” de 7 min para entregarse a los sueños y curarse de realidad. Y Sofie Krog Teater y David Faraco, desde su chirriante vagón pop-up, contarán las extraordinarias cualidades de su maravilloso remedio: un increíble elixir que lo cura todo. Además, los talleres de construcción de títeres para niños de la mano de Gabriel Belloni, La Tiendita, El trastero de Lula y Planeta Dots, que este año se llevarán a cabo en la Plaza del Doctor Laguna, se unirán al que impartirá por décimo año consecutivo en la Casa de los Picos Chris Geris, con sus clases magistrales de talla para adultos. La Plaza Mayor se convertirá en set de maquillaje y peluquería, como una forma diferente de ver el escenario desde otros oficios del teatro, con la compañía francesa Quignon sur rue, una peluquería vegetal donde los cabellos de quienes gusten se convertirán en jardines en miniatura para reconciliar dos mundos vivientes: el de los humanos y el de las plantas. También Pon T, donde los alumnos del CIFP de Ávila y Segovia dibujarán en rostros atrevidos la marca de la fantasía gracias a un maquillaje lleno de imaginación…

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00