Aquí, amb Josep CuníAquí, amb Josep Cuní
Política

Jordi Pujol: "Pondría la mano en el fuego por la mayoría de mi familia"

Josep Cuní ha entrevistado al 'expresident' de la Generalitat, quien ha negado haber "cobrado ni una peseta", ha asegurado que el rearme europeo le da "miedo" y ha reconocido que su tiempo ha pasado

ENTREVISTA Jordi Pujol (expresident de la Generalitat): “Em dol que em diguin corrupte. Ni jo, ni en general els meus fills, no hem prevaricat ni res d’això”

ENTREVISTA Jordi Pujol (expresident de la Generalitat): “Em dol que em diguin corrupte. Ni jo, ni en general els meus fills, no hem prevaricat ni res d’això”

45:44

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1656667383_235_cut/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Barcelona

Después de un largo silencio mediático, Jordi Pujol ha concedido una entrevista al periodista Josep Cuní en SER Catalunya en la que ha repasado la actualidad política e internacional. Pero uno de los momentos más destacados de la charla ha sido, sin duda, la referencia a su propia trayectoria, truncada hace ocho años.

“Claro que me duele que me llamen corrupto. Pediré en qué caso he actuado de forma corrupta. He tomado decisiones, por supuesto. Lo importante es que no cobres ni una peseta. Yo no lo he hecho".

Más información

Ocho años después de su confesión pública, de hecho, el expresident admite que "es una situación penosa, todavía hoy".

"Por la gran mayoría de mi familia pondría la mano en el fuego. Ni yo, ni en general mis hijos, hemos prevaricado ni nada de eso”, ha asegurado.

"Vivo instalado en el dolor"

Pujol asegura que vive "instalado en el dolor", pero que mantiene "la esperanza" y, precisamente, ha anunciado que su nuevo libro que se titulará "Entre el dolor y la esperanza".

Pujol también se ha referido a su ideología: "He sido nacionalista desde los 14 años. No he sido independentista. Cuando venía un muchacho joven con la estelada siempre le decía que nuestra bandera es la de las cuatro barras. Hemos sido defensores de la identidad de Cataluña, pero siempre habíamos pensado que esto podía hacerse dentro del Estado español”.

“Nunca he pensado que España sea un país poco importante. Lo que pasa es que intenta ahogar lo que tiene al lado", ha asegurado. "Una de las debilidades del independentismo ha sido no tener suficientemente en cuenta que España es un país importante".

Preguntado por cómo ve Cataluña hoy, Pujol ha señalado que "está en un momento difícil", que está "triste" y que hay "desbarajuste", pero también ha reivindicado que, a pesar de todo, "el país está vivo". El expresident, además, ha insistido en que, más allá de la política, también hay que fijarse en "las exportaciones o la investigación".

"Las dos guerras mundiales se cocinaron a fuego lento"

"No quiero ser crítico con nadie. Políticamente, es evidente, no acabamos de funcionar bien y España tiene una actitud muy negativa, pero eso debemos superarlo y espero que lo superaremos. Claro que me siento responsable de haber entristecido a la sociedad catalana, pero no acepto que se diga que no se hizo nada en ese país, ¡se hizo mucho! Lo que ocurre es que tenemos el país desordenado.”

En cuanto al panorama internacional, Pujol ha recordado que "las dos guerras mundiales se cocinaron a fuego lento y luego estallaron", lo cual, en las actuales circunstancias, le genera angustia: "Espero que no ocurra porque ahora se haría la guerra con bombas atómicas. Pero estoy preocupado, me da miedo”.

"Mi tiempo ha pasado"

“Mi tiempo ha pasado. No me extrañaría que todavía viviera cinco o seis años. Ahora ya no me toca. La muerte no me da miedo, pero me da respeto", ha concluido.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad