Sociedad

El Hospital Vall d'Hebron prueba con éxito un fármaco que evita las metástasis

Son las responsables de más del 90% de las muertes por cáncer

Investigadora del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona / Vall d'Hebron

Barcelona

A pesar de los avances en terapias dirigidas contra el cáncer, hoy en día el bloqueo de la formación de metástasis sigue siendo una necesidad terapéutica no resuelta. Un estudio liderado por el grupo de Cáncer y Enfermedades Hematológicas Infantiles del Hospital Vall d'Hebron Instituto de Investigación (VHIR) y por la empresa biotecnológica BCN Peptides ha demostrado la eficacia de un nuevo fármaco para disminuir la formación de metástasis en cáncer infantil y cáncer de mama.

En estudios previos, el grupo había descrito que la presencia de niveles elevados de una determinada proteína, la ITGA9, se relaciona con un alto riesgo de sufrir metástasis. En el trabajo actual, los investigadores han identificado los mecanismos por los que esta proteína favorece que las células cancerosas abandonen el tumor primario y viajen por el organismo hasta colonizar otros órganos o tejidos.

Más información

"Hemos conseguido encontrar la proteína que es el 'talón de Aquiles' de la metástasis y, a partir de ahí, hemos logrado diseñar un fármaco para inhibir esta proteína. En cierto modo, es como si pusiéramos silicona en una cerradura: cogemos la proteína, le añadimos una pequeña molécula que se une, y la bloqueamos. Al bloquearla, se dificulta la metástasis porque las células tienen problemas para diseminarse por el cuerpo", ha explicado a SER Catalunya el doctor Josep Roma, investigador principal del grupo.

Resultados muy esperanzadores

Por el momento, el nuevo fármaco se ha probado en ratones, en humanos no todavía, pero las primeras intervenciones permiten el optimismo. "Hasta ahora hemos probado la terapia en tumores que tienen la proteína diana, que no son todos. Nos hemos centrado en dos cánceres infantiles muy frecuentes, el neuroblastoma y el rabdomiosarcoma, así como en el cáncer de mama. Entre el 50% y el 70% de los ratones con cáncer que recibieron el fármaco no desarrollaron metástasis. En el grupo de control, ratones con las mismas enfermedades, pero sin el fármaco, el 100% hicieron metástasis". Una de las ventajas de esta terapia, al menos hasta ahora, es que no se observan efectos secundarios, carece de la toxicidad de otros tratamientos que no solo atacan a las células cancerosas, sino que también provocan daños en las sanas.

Pronto podrá probarse en humanos

La investigación todavía se encuentra en fase preclínica. Esto significa que el fármaco no puede administrarse a pacientes humanos. "Nosotros somos los primeros que quisiéramos que la investigación, en términos generales, fuera más rápida, pero todo el mundo debe entender que lo primero que debemos garantizar es la seguridad", dice Roma, quien destaca que este estudio aporta un valor añadido a otros similares que vamos conociendo periódicamente. "Muchas veces salen noticias sobre algún trabajo que ha permitido entender un determinado mecanismo biológico de las metástasis. Nosotros podemos decir que lo hemos entendido, porque hemos encontrado una diana terapéutica, y además tenemos un fármaco, un compuesto, que es capaz de inhibir este proceso de la célula tumoral. Es verdad que estamos todavía en fase preclínica, pero muy avanzada, y lo vemos bastante cerca".

El doctor Roma confía en que antes de un par de años, los primeros pacientes puedan beneficiarse de este fármaco, en el marco de un ensayo clínico. Posteriormente, es necesario que las agencias reguladoras de los medicamentos le dieran luz verde, ya que es nuevo. Yendo bien, esta terapia podría estar disponible en los hospitales en un período que va de 5 a 10 años.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad