Política

El socialista Jaume Collboni planta a Ada Colau para centrarse en la carrera por la alcaldía de Barcelona

El líder socialista saldrá del gobierno municipal para centrarse en la carrera electoral por la alcaldía

Barcelona

El líder socialista, Jaume Collboni, planta a la alcaldesa, Ada Colau a cuatro meses de las elecciones. El hasta ahora primer teniente de alcalde dejará sus responsabilidades en el gobierno municipal para centrarse en la carrera electoral por la alcaldía de Barcelona. Según ha podido saber SER Catalunya, Collboni comunicará esta mañana a la alcaldesa su renuncia.

El líder socialista toma esta decisión a las puertas de unas elecciones donde las encuestas sitúan al PSC en la carrera para conseguir la alcaldía, en disputa con la propia Ada Colau, el candidato de JxCat, Xavier Trias, y el de ERC, Ernest Maragall.

La salida de Collboni no implica que el resto de concejales socialistas dejen el gobierno. Seguirán hasta final de mandato manteniendo el pacto con los Comunes en Barcelona.

Este mediodía está previsto que Collboni ofrezca una rueda de prensa para explicar este paso, que, si bien no representa una ruptura del pacto, sí que es un claro mensaje de los socialistas a Colau en el sentido que buscan hacerse con la alcaldía.

La siguiente de la lista socialista, Núria Carmona, entrará como concejala en el ayuntamiento, pero, en principio, no asumirá responsabilidades en el gobierno local.

Diferencias entre los socios

La decisión de hoy se produce después de algunos meses en los que el PSC ha intentado desmarcarse de algunas decisiones e iniciativas del gobierno municipal impulsadas por los comunes y marcar perfil propio. El último ejemplo ha sido el Plan de Usos del Eixample que quiere limitar la apertura de determinados negocios para proteger el comercio de proximidad. Los socialistas votaron en contra de esta regulación pocos días después de que Comunes y PSC presentaran conjuntamente la normativa. Los de Collboni acusaron a los de Colau de no respetar el acuerdo entre los socios y los Comunes vieron presiones del lobby comercial.

La alcaldesa de Barcelona y líder de BComú, Ada Colau, junto al presidente del grupo municipal del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni / Andreu Dalmau

El PSC también se ha desmarcado de los Comunes en temas relacionados con la movilidad y el urbanismo, especialmente en el proyecto de supermanzana, que prevé pacificar 21 calles del Eixample y realizar 21 nuevas plazas. Como alternativa, Collboni ha propuesto recuperar 30 interiores de manzana, ganando espacio de estancia y verde para los vecinos "sin tener que cortar calles ni alterar la lógica de la trama del plan Cerdà".

Otra de las diferencias importantes entre los socios del gobierno municipal es la ampliación del Aeropuerto. Jaume Collboni es partidario de alargar la tercera pista y construir una nueva terminal satélite para ampliar la capacidad de El Prat y convertirlo en un hub de conexiones intercontinentales. Pero los comunes se oponen frontalmente a ese plan.

Éstas son algunas de las últimas discrepancias entre los socios del gobierno municipal. Pero, de hecho, se han producido desde el principio de mandato, por ejemplo, en diferentes votaciones sobre el proceso soberanista o los líderes independentistas. En este sentido, el acuerdo entre firmado entre Comunes y socialistas ya dejaba claro que era un pacto centrado en la ciudad y que en política catalana cada uno tendría sus posiciones, que no deberían afectar al entendimiento en el Ayuntamiento.

El pacto ha aguantado todo el mandato y ahora Collboni sale del gobierno para poder desmarcarse más claramente de las políticas de Colau y centrarse en la carrera por conseguir la alcaldía de Barcelona.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad