Hoy por hoy Matinal Madrid OesteHoy por hoy Matinal Madrid Oeste
Actualidad

Una testigo protegida en el juicio por la muerte de la menor Denisa Dragan: "Quería matarla"

El acusado de participar en el crimen de su expareja lo confesó, según la testigo protegida

Daniela Dragan, madre de la joven assinada en Alcorcón en 2018 EUROPA PRESS 14/09/2022 / EUROPA PRESS

Alcorcón

Una testigo protegida en el juicio por la muerte de la menor Denisa Dragan ha asegurado que la joven procesada quería matarla por celos y el otro acusado, exnovio de la víctima, la ayudó sujetando a Denisa, algo de lo que este joven no se arrepentía: "Para él era un orgullo que una chica matara por él", ha dicho.

La Audiencia Provincial de Madrid ha continuado este miércoles el juicio con jurado contra Rocío M.S. y Mario T.M. por el asesinato el 25 de noviembre de 2018 de Denisa Dragan, de 17 años, en una vivienda de Alcorcón, supuestamente después de que la menor enviase una solicitud de amistad en una red social a Mario, que había sido su pareja antes y en ese momento era novio de Rocío. La Fiscalía pide para ellos 26 y 20 años de cárcel.

Más información

Más información

En la sesión ha declarado como testigo protegida una joven que salió con Mario en 2019 y que fue la que meses después envió un mensaje a la madre de Denisa contándole que Mario le dijo que Rocío había apuñalado a la menor y él había sujetado mientras tanto a la víctima.

En ese momento la joven no lo denunció a la Policía "por miedo" a Mario, aunque el joven se lo contó a tres allegados más, sin mostrar arrepentimiento. "Para él era un orgullo que una chica matara por él. A Mario le gustaba poner a las chicas en contra", ha asegurado.

Esta joven no denunció oficialmente los hechos hasta que dejó a Mario a principios de 2020, después de que él le pegase.

Otra exnovia de Mario ha explicado que varias semanas después del crimen el joven le dijo que Rocío había matado a Denisa y que él solo la acompañó al lugar y limpió el cuchillo.

Por su parte una tía de Mario ha declarado que el día del crimen su sobrino y Rocío fueron a su casa a cenar y estaban nerviosos, y finalmente contaron que habían discutido porque Rocío sintió celos de un mensaje de Denisa y luego fueron hasta la casa de esta menor, donde Rocío la "pinchó". Mario no participó, según su relato.

La tía de Mario les dijo que tenían que ir a la Policía, o antes contárselo al padre de Rocío, que es agente, y así lo hizo Rocío al día siguiente, cuando ya vieron en las noticias que Denisa había muerto.

Por su parte los padres de Denisa han coincidido al declarar ante el jurado en que supieron que la menor era amenazada por Rocío, pero al ser solo mensajes pensaron que se trataba de "cosas de niñas". "Sería una tontería que puede pasar entre jóvenes", en palabras del padre.

La madre, Daniela Dragan, visiblemente afectada, ha relatado que su hija, que había salido durante un año con Mario y llegó a quedarse embarazada, sin que el embarazo saliera adelante, mantuvo con ese joven una relación "normal", y ella nunca sospechó de él tras el crimen, aunque ahora confía en que sea condenado.

En días previos a la muerte de su hija, ésta le contó a su madre que había recibido un mensaje amenazante, desde un teléfono desconocido, en el supuestamente Rocío le decía que estaba embarazada de Mario y que iba a matarla a ella y a su padre, pero no le dieron más importancia en ese momento. Tras el crimen aportó este mensaje a la Policía.

Ha explicado que, varios meses después, una chica le envió un mensaje en el que le explicaba cómo fue todo, y ella lo aportó a la Policía porque esta chica tenía miedo de denunciar.

Al entrar a la audiencia madrileña Daniela ha explicado a la prensa que su hija "es víctima de violencia machista desde que la mataron, y no desde doce meses después", en referencia al momento en el que Mario pasó a estar investigado en la causa.

Una amiga de Denisa ha explicado a la Sala que la noche del crimen Denisa la llamó y, mientras hablaban, oyó que Denisa abría la puerta a alguien y a continuación decía: "Rocío, por favor, no me hagas nada", y luego: "Ayuda, me han clavado algo".

La madre de Mario ha explicado que al día siguiente de los hechos su hijo la llamó desde casa de su hermana para que fuera, y al llegar no le contaron nada, solo que a Rocío la iban a venir a buscar sus padres. Ella había consumido alcohol y drogas la noche anterior y no supo más.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad