Sociedad

Una empresa valenciana producirá energía solar y microchips con arena de playa a partir de 2023

Silicon Valen, con el apoyo de la Generalitat, planea fijar la primera fábrica de paneles solares en España el próximo año

Marcos Lacruz (socio fundador de Silicon Valen y presidente de AVAESEN) explica el proyecto para transformar arena de playa en placas solares y microchips

Marcos Lacruz (socio fundador de Silicon Valen y presidente de AVAESEN) explica el proyecto para transformar arena de playa en placas solares y microchips

05:01

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1659875982438/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

La empresa valenciana Silicon Valen desarrollará la primera fábrica de paneles solares de España entre el próximo año y 2025, para romper la dependencia con China, que aún lidera el mercado. El socio fundador de la compañía y presidente de la Asociación de Empresas Tecnológicas Limpias de la Comunitat (AVAESEN), Marcos Lacruz, asegura que una vez iniciaron el proyecto "nos percatamos de las tensiones que existían con Rusia y del incremento del precio de la energía".

Por esta razón, España "debe reindustrializarse como hace 15 años". La tecnología actual permite obtener silicio de grado metalúrgico con la arena de las playas. Así, Silicon Valen ha aportado un 99,9 % de pureza al material y lo ha transformado en 'silicio de grado solar', un material indispensable para generar energía fotovoltaica. Una vez convertidos en lingotes, estos se cortan en miles de obleas y se obtienen las células fotovoltaicas que integran las placas y los módulos solares.

Desde la empresa tienen calculado que con 3,5 kilográmos de arena pueden extraer el silicio necesario para fabricar un módulo fotovoltaico estándar de 2 x 1 metros, lo que permitirá competir con corporaciones "más intensivas en mano de obra", según Lacruz. Añade que el objetivo es "vender en 2023 los módulos fotovoltaicos". Esta acción es "necesaria en Europa" ya que "las fuentes tradicionales de energía se agotan y no somos autosuficientes, además de que las energías renovables se han establecido y han transformado la sociedad", concluye.

Impacto ambiental para València

Pese a que España no es considerada una potencial mundial tecnológica, "este proyecto complejo y ambicioso necesario para Europa" recibió el pasado mes de julio una subvención de 362.215, 92 € por la Generalitat Valenciana en el marco del Pla Estràtegic de la Indústria Valenciana. Para Lacruz, este apoyo les viene "muy bien porque es el inicio de otros proyectos que tienen que arrancar".

Además, el presidente de AVAESEN destaca la rápida actuación en el proyecto gracias "a la necesaria colaboración público-privada con las administraciones". Así, asegura que existen estímulos para combatir la crisis económica y desde Silicon Vallen piensan que "el proyecto reúne todas las características de oportunidad y necesidad".

En la actualidad, AVAESEN asesora en materia de energía fotovoltaica a varios grupos de trabajo en la Unión Europea. La industria de semiconductores también se verá beneficiada por este proceso de tratamiento del silicio, ya que este material se emplea en la fabricación de microchips para uso industrial.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad