Directo

CASO KOLDO Última hora de Ábalos, en directo: reacciones al 'caso Koldo' y su desafío al PSOE

Tribunales

Las defensas de Benavent y Rus cuestionan las grabaciones de la conocida como pieza 'Call Center' dentro del caso Imelsa

La Fiscalía ha defendido la validez de los audios en el arranque de la tercera pieza separada

El expresidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, y el ex gerente de la empresa pública Imelsa, Marcos Benavent, entre otros, se sientan por segunda vez en el banquillo de los acusados por el caso Imelsa, en una pieza separada sobre presuntas irregularidades en la adjudicación de un servicio de atención telefónica / Kai FORSTERLING EFE

València

El inicio del tercer juicio del caso Imelsa ha vuelto a plantear el debate sobre la legalidad de las grabaciones que realizó durante años el exgerente de esta empresa pública y autodenominado yonqui del dinero, Marcos Benavent, así como su veracidad y custodia.

El letrado de Marcos Benavent, Juan Carlos Navarro, ha vuelto a exponer al tribunal la supuesta injerencia en los derechos fundamentales de su defendido que se habrían cometido al hacerse públicos los audios que grabó durante años y que su exsuegro, Mariano López, entregó primero a la dirigente de EU y actual consellera, Rosa Pérez, y después al fiscal. Esta reivindicación ha estado presente en las otras dos piezas de esta macrocausa ya juzgadas y los audios ya fueron admitidos por en tribunal en la sentencia que se conoce, la conocida como pieza de Thematica Events.

Navarro también ha hecho mención, al igual que en anteriores ocasiones, a la supuesta ilicitud que supuso el registro del despacho del anterior letrado de Benavent, Ramiro Blasco, donde se hallaron los conocidos como "papeles del sirio" que dieron pie al procesamiento del expresident de la Generalitat y exministro, Eduardo Zaplana, en otra causa.

Por otra parte, ha advertido este letrado de la supuesta irregularidad que cometió el instructor al excederse más de cinco meses en admitir la petición de causa compleja que realizó el fiscal en julio de 2016; y en consecuencia ha pedido que se supriman de esta causa varias diligencias posteriores a esa fecha, entre ellas varias declaraciones de su defendido, en la época en la que colaboró con la justicia.

La Fiscalía defiende la validez de los audios

El fiscal Pablo Ponce ha solicitado la declaración en calidad de testigo del guardia civil que analizó los lápices de memoria con los audios de Marcos Benavent y la incorporación como prueba de una auditoría de la firma Servimun, peticiones ambas que han sido admitidas pese a la oposición de las defensas.

Sobre la legalidad de las grabaciones y los registros impugnados por las defensas, el fiscal ha defendido su plena validez y la sala ha indicado que analizará todas estas cuestiones en el desarrollo del juicio y reflejará sus conclusiones en la sentencia.

Sobre la posible irregularidad cometida por el instructor a la hora de prorrogar la causa en 2016, el fiscal ha señalado que nadie impugnó dicho plazo en su momento, ha subrayado que todas las declaraciones de los procesados se efectuaron antes de la petición de prórroga y ha mencionado sentencias anteriores para insistir en que, en cualquier caso, que el juez acordase la prórroga fuera de plazo no invalida las diligencias posteriores. Sobre este extremo, la sala igualmente ha pospuesto su pronunciamiento a la sentencia.

Rus defiende su inocencia

A su llegar a la ciudad de la Justicia de Valencia, Alfonso Rus ha asegurado este martes que jamás ordenó ninguna adjudicación y que los trabajos de la mercantil a la que supuestamente benefició "sí se hicieron". Rus ha insistido en su inocencia: "Todo es una pantomima, pero si no vienen contra mí es aburrido".

Rus insiste en su inocencia en el caso Imelsa: "Todo es una pantomima"

Por su parte, el exgerente de Imelsa y autodenominado yonqui del dinero, Marcos Benavent, ha ironizado al señalar que el anterior proceso acabó hace apenas un mes y ha dicho: "tendremos que poner aquí una tienda de campaña".

Benavent: "Al final nos tendremos que poner aquí una tienda de campaña"

Tercera pieza de Imelsa

La pieza del caso Imelsa que se juzga a partir de este martes, conocida como 'Call Center', está relacionada con presuntas irregularidades detectadas en la adjudicación y prestación del servicio de atención telefónica de la Diputación, que desarrolló la empresa Servimun, que supuestamente utilizó el exsuegro de Benavent para hacerse con comisiones.

Se trata de la segunda vez que el expresidente de la Diputación de Valencia con el PP, Alfonso Rus, es juzgado en relación con el caso Imelsa, mientras está a la espera de conocer la sentencia de la pieza referida a la supuesta contratación ilícita de personal que no acudía a sus puestos de trabajo en Imelsa, que quedó vista para sentencia el pasado mes de marzo.

Además de Rus, en esta causa constaban otros siete investigados por delitos de tráfico de influencias, prevaricación, malversación, fraude, falsedad documental y blanqueo de capitales, si bien se ha acordado recientemente el sobreseimiento de la causa respecto de uno de los acusados, el responsable legal de Servimun, por motivos de salud.

Junto a Rus, se sentarán en el banquillo Marcos Benavent, su exsuegro, Mariano López, dos funcionarios de la Diputación, y dos familiares del propietario de Servimun. La Fiscalía reclama ocho años de prisión para Rus; cuatro años y medio para Marcos Benavent; trece años para el exsuegro de este y seis años para un funcionario de la Diputación que supuestamente colaboró en el amaño como penas más relevantes.

Los hechos se remontan a mayo de 2013, cuando Imelsa, empresa pública de la Diputación de Valencia y actualmente denominada Divalterra, adjudicó a Servimun SL el contrato para la prestación de servicios a través de un centro de atención telefónica y telemática a los contribuyentes de los municipios que delegaban en la corporación provincial la gestión y recaudación tributaria.

Según la información recabada por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, la empresa adjudicataria del contrato recibió de Imelsa entre agosto de 2013 y enero de 2016 un total de 930.000 euros.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00