Sociedad

El incendio de València no se originó en un toldo, sino en un electrodoméstico

El fuego se inició en la puerta 86 de este edificio de 14 plantas

El incendio de un edificio en el barrio de Campanar, que se saldó con diez personas muertas a consecuencia del fuego, no tuvo su origen en un toldo del exterior de la fachada sino en un electrodoméstico, en concreto, en la cocina de una de las viviendas.

Así lo ha confirmado la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Pilar Bernabé, en declaraciones a los medios, donde ha descartado que el fuego se iniciara en uno de los toldos de las terrazas de las casas. Bernabé ha confirmado que el incendio se originó en la puerta 86 de la planta 8 este edificio de 14 plantas en el barrio de Campanar de València, con 138 viviendas y que era hogar de unas 450 personas.

Pilar Bernabé, delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana: "El incendio de Campanar se inició en un electrodoméstico de una cocina"

00:23

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1710152888637/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Los expertos piden implantar una revisión obligatoria de las instalaciones eléctricas para evitar fallos que deriven en incendios

El juzgado de Instrucción número 9 de València ya acordó hace dos días el sobreseimiento provisional de la investigación del incendio de Campanar, lo que ha descartado el posible origen delictivo del fuego. Bernabé ha explicado que la Policía descarta que en este suceso exista un indicio penal como origen del fuego -por este motivo el juzgado archivó el procedimiento la pasada semana- y ha recordado que se trata de un accidente fortuito.

A partir de este momento, ha añadido Bernabé, las aseguradoras de las distintas viviendas y de la comunidad de propietarios podrán trabajar, "entrar y ver las cuestiones que tengan que ver con los afectados, para que puedan empezar de nuevo su proyecto vital", ha señalado.

La Policía Nacional propone a Julián, el conserje del edificio incendiado de València, para los Premios Valores Humanos

El incendio se originó el 22 de febrero, sobre las 17.30 horas, en el apartamento 86 de uno de los dos edificios conformados por 138 inmuebles que fueron arrasados por el fuego.

Transcurrida apenas una hora del origen del fuego, las llamas habían devorado los dos bloques de viviendas, de 10 y 14 plantas, en las que vivían unos 450 vecinos. Como consecuencia, diez personas fallecieron y otras 15 resultaron heridas, entre ellas, siete bomberos.

A raíz del incendio declarado en estos edificios construidos en 2009 -época del boom inmobiliario- por una promotora que quebró, se puso en marcha toda la operativa de emergencias -bomberos, policías, sanitarios, forenses- y se abrió una causa judicial para investigar lo ocurrido y determinar las causas del fuego, que se propagó en tiempo récord.

Los peritos entrarán después de Fallas

Los peritos de las compañías aseguradoras que acreditaron un contrato de seguro con alguno de los elementos del inmueble de València bajo supervisión entrarán en el edificio incendiado con acompañamiento de agentes de la Policía Científica después de las Fallas.

La empresa riojana Synthesis Investigación de Siniestros es una de las autorizadas y su presidente y director técnico, Félix César Alonso, ha explicado a EFE que han quedado en poder entrar a inspeccionarlo "el 20, 21 ó 22" de marzo, una vez terminadas las fiestas falleras. El titular del Juzgado de Instrucción 9 de València acordó el pasado viernes autorizar también el acceso al edificio siniestrado de los peritos de las compañías aseguradoras, así como el sobreseimiento provisional de la investigación por el incendio del edificio de Campanar, en el que murieron diez personas, al no apreciar indicios de delito, después de que el informe policial descartara expresamente "etiología criminal o delictiva" del fuego.

El padre del fallecido junto a su familia, contrario al archivo de la causa

El padre del hombre fallecido junto a su mujer y sus dos hijos --dos menores de tres años y un bebé de días-- en el incendio registrado el pasado 22 de febrero en un edificio de la zona de Campanar (València) recurrirá el archivo de la causa al considerarlo "prematuro" y por causarle indefensión.

Así se desprende del escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, que el abogado penalista Ignacio Grau, representante del padre del fallecido, ha presentado este lunes en el Juzgado de Instrucción número 9 de València contra el auto de sobreseimiento de la causa dictado el 8 de marzo.

Ana Talens

Ana Talens

Redactora de Radio Valencia

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00