Últimas noticias Hemeroteca

Los tópicos y las muletillas, enemigos que empobrecen la lengua

Existen en el lenguaje lugares comunes que hacen que un texto sea repetitivo e insulso

Las muletillas o las frases hechas restan originalidad al mensaje /

Hay detalles que demuestran nuestra riqueza léxica y nuestra variedad de recursos para abordar un texto o una comunicación. Pero hay otros que, al contrario, restan calidad a nuestras creaciones literarias. Junto a nuestro profesor de Lengua, Alfredo Tarazaga, repasamos los tres tipos de ‘enemigos’ de la variedad lingüística.

El primero es el ‘tópico’, una expresión trivial o vulgar, un lugar común que demuestra una cierta pereza mental. No es un error, como ninguno de los que vamos a tratar, pero refleja pobreza léxica, como ‘somos lo que comemos’, ‘todas las opiniones son respetables’, ‘merecidas vacaciones’ o ‘marco incomparable’.

Después encontramos los ‘comodines’, aquellas palabras ‘baúl’ donde nos caben múltiples significados, como con ‘poner’. Es decir, no es lo mismo decir que ‘me han puesto fibra óptica’ que ‘me han instalado fibra óptica’, o decir ‘pon tu firma’ en lugar de ‘estampa tu firma’. En definitiva, verbos poco precisos o palabras vacías como ‘cosa’.

Y por último nos encontramos con las ‘muletillas’, frases que repetimos por hábito que empleadas una y otra vez reflejan cierta pereza, como ‘sabes cómo te digo’, ‘qué te voy a decir’ o ‘en fin’.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?