Jueves, 04 de Junio de 2020

Otras localidades

Espacio de lengua

Cuidado con los ‘anacolutos’

Más común de lo que pensamos, los ‘anacolutos’ nos generan verdaderos problemas lingüísticos

En ocasiones las construcciones verbales se nos complican y erramos cometiendo un anacoluto

En ocasiones las construcciones verbales se nos complican y erramos cometiendo un anacoluto / Getty Images

Hoy con nuestro profesor de Lengua, Alfredo Tarazaga, nos dedicamos a seleccionar algunas construcciones lingüísticas que nos generan problemas y dudas en su construcción. La primera es un fenómeno de ‘cacofonía’ que en realidad es absolutamente correcto: ‘Es mejor que rías que que llores’. En realidad se trata de una oración comparativa formada por oraciones subordinadas, así que es impoluta, pero para evitar el mal sonido que causa repetir una palabra, se aconseja sustituirlo por otras fórmulas como ‘Es mejora que rías que no que llores’ o ‘Es mejor que rías a que llores’.

Otro fenómeno es el de sustituir el imperativo por el infinitivo, algo especialmente habitual cuando incluimos un pronombre. Por ejemplo, cuando decimos o escribimos ‘Callaros’ o ‘Callarse’, cuando en realidad debemos pronunciar ‘Callaos’.

Y por último hablamos de los ‘anacolutos’, un palabro que hace referencia a un error de ‘concordancia’ entre verbos y complementos, por simplificar la explicación. Es decir, cuando un verbo y otro llevan complementos diferentes pero los unimos como si fueran el mismo: ‘Practica y se dedica con pasión al fútbol’, ya que ‘practicar’ y ‘dedicar’ no son equivalentes y deberíamos decir ‘Practica el fútbol y se dedica a él con pasión’.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?