Viernes, 14 de Agosto de 2020

Otras localidades

Espacio de lengua

Si la palabra no tiene ninguna función, no debe estar ahí

Volvemos a hablar de los anacolutos, esas confusiones que se producen en el lenguaje cuando “nos liamos” con las frases

Algunas frases nos generan problemas a la hora de complicarlas con relativos

Algunas frases nos generan problemas a la hora de complicarlas con relativos / Getty Images

La semana pasada terminábamos con nuestro profesor de Lengua, Alfredo Tarazaga, hablando de los ‘anacolutos’, y hemos seleccionado algunos ejemplos más para que quede claro. Como ‘Pedro, que así se llamaba el joven’, frase en la que el ‘que’ no tiene función de relativo, así que o ponemos ‘Pedro, que era como se llamaba el joven’ o ‘Pedro, así se llamaba el joven’.

Otra incorrección es ‘Yo los domingos lo que más me apetece es quedarme en casa’. ¿Qué función tiene ‘yo’? No es sujeto, así que no debe aparecer. Y si nos fijamos en ‘El candidato se trata de una persona muy valiosa’, ese ‘se trata’ es un verbo impersonal que en realidad no puede tener sujeto, así que o eliminamos ‘El candidato’ o ponemos, simplemente, ‘El candidato es una persona muy valiosa’.

Y un último ejemplo de error, aunque no de ‘anacoluto’ sino de ‘ambigüedad’: ‘Me encontré con tu amigo entrando al médico’. ¿Quién entraba al médico, ‘yo’ o ‘tu amigo’? ¿Qué significa ‘entrando’, que pasaba al edificio del médico o que estaba ‘ligando’ con el médico?

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?