Martes, 18 de Mayo de 2021

Otras localidades

Música

El amor que se cantaba en los 90

Más de 20 años han cumplido ya algunas de las canciones españolas que se han convertido en clásicos para enamorados

Sergio Dalma elevó las canciones de amor a éxito nacional

Sergio Dalma elevó las canciones de amor a éxito nacional / Mercury

En los 90 en España no prestábamos mucha atención a Eurovisión. Incluso cuando quedábamos en puestos respetables las audiencias no eran demoledoras. Pero sin duda uno de los mayores éxitos que tuvimos fue el cuarto puesto de Sergio Dalma con ‘Bailar Pegados’, un single que conocíamos en 1991 y que más de uno utilizó para enamorar a la pareja. Y es que el amor no entiende de épocas y esta década no iba a ser menos.

A mediados de los 90, concretamente en 1996, Rosana publicaba ‘Lunas Rotas’, un gran disco de debut que le servía para capitalizar una gran cantidad de minutos en las radiofórmulas con temas como el precioso ‘A fuego lento’. Unos años antes, justo al filo de 1990, escuchábamos otro tema azucarado pero muy bien montado gracias al dúo Cómplices: ‘Es por ti’.

Correspondía esta canción a su tercer trabajo y gracias a ella el grupo se convirtió en un clásico de la década. Aunque si de clásicos hablamos, debemos escuchar el ‘Si nos dejan’, del mexicano José Alfredo Jiménez, que recuperaron en los 90 primero Luis Miguel y luego, en la versión que escuchamos, Tamara.

La andaluza fue otra artista que con su primer disco conseguía un éxito impensable. Su juventud y su portentosa voz la llevaron a lo más alto en 1999, aunque ya la conocíamos por su aparición de niña en el programa ‘Lluvia de estrellas’. Hasta ahora hemos escuchado baladas, la mejor fórmula para encandilar a la amada o al prometido, pero en ningún sitio está escrito que no se pueda bailar.

Elvis Crespo y su merengue ‘Suavemente’ fueron un pelotazo mundial. También hablamos en este caso del primer trabajo discográfico en solitario del artista, que se extendió desde Puerto Rico a las fiestas del mundo entero rompiendo todas las previsiones. Y no, no hace falta hacer una baladita diabética para cantar al amor. También vale, aunque cambiemos mucho el estilo, un tango flamenco.

Es el caso del ‘Tú me camelas’ de Niña Pastori, que no era todavía mayor de edad en 1995 cuando, apadrinada por Alejandro Sanz y bendecida por Camarón antes de su muerte, publicaba una ópera prima que llegó a ser disco de platino. Otro que venía del flamenco por tradición, aunque cultivó un rock y un folk dignos de la América más musical, fue el añorado Antonio Flores.

‘Cuerpo de mujer’ es una de sus grandes obras, aunque Antonio llevaba ya tres lustros de carrera. La publicó en 1994 en el maravilloso disco ‘Cosas mías’, cuando parecía que su vida iba a estabilizarse, pero el fallecimiento al año siguiente de su madre, la ‘faraona’ Lola Flores, fue demasiado para él, que acabó con su vida a las dos semanas. Pero venga, no nos detengamos en penas y sigamos escuchando buena música, buen rock como el que cultivaba Antonio y el de Carlos Goñi con Revolver.

El tema ‘El roce de tu piel’ sirvió para llevar en 1993 a lo más alto de las listas al primer disco ‘unplugged’, acústico, que se grababa en España a imagen de la MTV americana. Ese mismo año otro disco en directo cosechaba inmejorables críticas: la primera obra en solitario de Pedro Guerra.

Con el tema ‘Contamíname’ el canario se colocaba como un gran músico y mejor letrista y desde entonces es toda una referencia de la composición en castellano. Este tema, por cierto, también fue grabado por Ana Belén para incrementar aún más su popularidad. Pero estábamos hablando del amor en las canciones, pero hay muchos tipos de amor, como el de una noche de bar después de un concierto.

En 1992 Joaquín Sabina publicaba uno de sus mejores discos, ‘Física y Química’, que incluía ‘Y nos dieron las diez’, un tema magistral que en sus inicios, por cierto, fue compuesto junto a Enrique Urquijo, de Los Secretos, que publicó con otra letra en ‘Ojos de gata’. Pero ambos remitían a un amor nocturno en un bar. Uno de esos, como cantaban Ella Baila Sola, ‘Amores de barra’.

Es éste otro caso de disco debut que se convertiría después en el mejor de la carrera del grupo o artista en cuestión. Marta y Marilia, que luego no acabaron precisamente bien en su relación, alcanzaban en 1996 una repercusión inesperada con su música acústica y sus bonitas melodías vocales. Y ya que estamos con dúos, y ya que se nos acaba el tiempo, nos vamos a despedir como empezamos, con Eurovisión, pero con las Azúcar Moreno, que quisieron dar la campanada en 1990 y consiguieron un meritorio quinto puesto con ‘Bandido’, un tema inmortal de nuestro cancionero.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?