Domingo, 24 de Octubre de 2021

Otras localidades

Turismo naturaleza

Misterios y leyendas en el castillo de Amasatrigo de Campos del Paraíso

Entre Olmedilla del Campo y los Valparaísos se levanta este cerro que fue un enclave fundamental en las batallas de la Reconquista en tiempos de Alfonso VI

Cerro del castillo de Amasatrigo, en Campos del Paraíso (Cuenca).

Cerro del castillo de Amasatrigo, en Campos del Paraíso (Cuenca). / Paco Auñón

A muy pocos metros a la derecha de la autovía de Cuenca a Tarancón, en el término municipal de Campos del Paraíso, cerca de Olmedilla del Campo, se levanta el cerro del castillo de Amasatrigo. Actualmente se conservan muy pocos restos del antiguo edificio defensivo pero el lugar está rodeado de historia y de leyenda por lo que le proponemos, no sólo un viaje a este lugar, también, a través de estas líneas, un viaje por la historia bélica de estas tierras de Cuenca.

Varios libros antiguos, alguno del siglo X, recogen ya noticias escritas sobre el castillo de Amasatrigo. Más recientemente, en 1901, en la Primera Crónica General de la Historia de España de Ramón Menéndez Pidal se relata la batalla de Uclés, que tuvo lugar en 1108. En esas líneas se nombra este lugar. “En la batalla de Uclés”, nos contó Pedro Izquierdo, párroco de estos pueblos y director en su día del Museo Diocesano de Cuenca, “los árabes cercaron el castillo e hicieron huir a las tropas cristianas, a cuyo mando estaba el rey Alfonso VI. Cuenta la historia que entonces se perdieron los castillos de Cuenca, Amasatrigo, Huete, Uclés y Consuegra. Después, Amasatrigo pasó a ser propiedad del rey Alfonso VI tras casar el monarca con una joven mora llamada Zaida, hija de un rey sevillano cuya dote eran también los castillos de Alarcos, Consuegra, Mota, Ocaña, Oreja, Uclés, Huete, Zorita y Cuenca”. En definitiva, que a lo largo de la reconquista, este cerro del castillo pasó de un bando a otro en varias ocasiones. Otra referencia histórica nos lleva hasta el siglo XIV, tiempos en los que cazaba por aquí el infante don Juan Manuel, en el valle del Paraíso.

Pero pasa el tiempo, avanza la reconquista, el lugar deja de tener una importancia defensiva y poco a poco el castillo de Amasatrigo se va abandonando. Después se utilizó como convento y hoy en día está en ruinas.

La Virgen de la China

En una de las laderas del cerro del Castillo se conserva aún una ermita dedicada precisamente a la Virgen de Amasatrigo. En este lugar estuvo hasta el año 1936 esta imagen también conocida como Virgen del Castillo o de la China, porque lleva en la mano un pequeño canto que, según cuenta la leyenda, tiró un pastor. En la guerra civil la imagen fue quemada, pero en estos pueblos se guardaron algunos trozos de la talla. El sacerdote Pedro Izquierdo se ha encargado de recuperar aquellos trozos y ahora sus devotos pueden seguir rezándole en la iglesia de Olmedilla del Campo.

Amasa trigo

Pero para leyendas, la del nombre del castillo, Amasatrigo. Cuentan en estos pueblos y recoge también Eusebio Julian Zarco Cuevas, en un documento conservado en la biblioteca de El Escorial, que estando el castillo cercado por los árabes y casi sin alimentos los habitantes de la fortaleza, una sirvienta informa al señor del lugar que no tienen nada para amasar pan. Y el señor del castillo le contesta: ‘amasa trigo’. Esa expresión se convirtió al instante en un clamor en todo el recinto. Al oír, desde fuera, las tropas árabes que en el castillo había trigo y por lo tanto alimento, cansados de un prolongado asedio y pensando que quizás los cristianos tenían una entrada secreta de suministros, decidieron abandonar el cerco y dejar el castillo.

La pirámide

Muchas de las antiguas civilizaciones han utilizado la montaña como motivo de culto al considerarla origen de la vida, por eso en todo el mundo se pueden observar construcciones que imitan su forma. El investigador Georgeos Diaz asegura que el cerro del Castillo de Campos del Paraíso, es en realidad, una construcción del hombre, una pirámide monumental datada en el Neolítico o en el Paleolítico, cubierta por la erosión y el paso del tiempo hasta semejar otro más de los cerros que forman estos valles. Las recientes catas realizadas por este investigador le han llevado a asegurar que la colina está construida con bloques de piedra y que, en algunos lugares en los que no crece vegetación, se pueden ver esas piedras. Esta pirámide tendría unos 135 metros de altura, tan sólo 11 menos que la gran pirámide de Keops, en Egipto. En una exploración superficial, el equipo de Diaz ha descubierto que en el cerro del Castillo se pueden encontrar con facilidad restos de cerámica desde el Neolítico a la época Íbera. “Esto significa”, explica Diaz, “que cuando los hombres del Neolítico se asentaron en este lugar, ya estaba la pirámide construida. Eso nos plantea que este gran túmulo edificado con grandes bloques de piedra fue construido en ese periodo histórico o a finales del Paleolítico”.

En Campos del Paraíso no dan mucha credibilidad a esta teoría y dicen que cualquier actuación arqueológica en este lugar, aunque fuera para sacar a la luz las ruinas del castillo de Amasatrigo, sería beneficiosa para el desarrollo turístico de la comarca.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?