Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 16 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Se abre el juicio por la estafa del falso novio

La Fiscalía pide una condena de 3 años de prisión y la devolución de 65.000 euros para los miembros del matrimonio que llevaron a cabo el delito

Entrada de la Audiencia Provincial de Zamora /

La Audiencia Provincial de Zamora ha fijado para la mañana del miércoles un juicio (suspendido el 24 de septiembre por el fallecimiento de un familiar directo de uno de los abogados) en el que se acusa a un matrimonio por estafar a una amiga con un falso novio. La fiscalía pide una condena de 3 años de prisión y la devolución de los 65.000 euros que le estafaron, mientras la acusación particular reclama una condena de 4 años y medio, más otros 6 meses por blanqueo de capitales.

Más información

El relato de los hechos que se juzgan se producen en la segunda mitad de 2015, cuando los acusados se aprovecharon de la estrecha relación de confianza y amistad con su víctima, para convencerla de que había un hombre que quería mantener una relación sentimental y de amistad con ella. A partir de ahí la pareja de presuntos estafadores se erigieron en intermediarios con el inexistente novio, que tenía problemas económicos y necesitaba dinero. De modo que la confiada víctima entregó a sus amigos una primera cantidad de 3.000 euros para el supuesto novio, al que pusieron por nombre Marcos. Y luego otros 1.200 euros. Es más, incluso le hicieron comprar unas gafas de sol, de marca, para el cumpleaños de su pretendiente… cuya realidad física únicamente se manifestaba a través de mensajes de móvil, que manejaban los acusados. El engaño fue tan perfecto, según el relato de hechos, que la víctima no sólo acabó entregando otros 2.500 euros, más otros 34.000, más otros 7.500… sino que incluso vendió las joyas e su boda y pidió 14.000 euros a un prestamista.

En total, más de 65.000 euros. Y, mientras tanto, nunca se llegaba a concretar el encuentro en persona con el imaginario Marcos, al que, según expone la acusación particular, cada vez le surgía un problema que aplazaba su viaje, desde una enfermedad de su madre, hasta amenazas a familiares o detenciones. Los presuntos estafadores, entre tanto, se compraron un coche, anularon una hipoteca y hasta reformaron un bar en el barrio de Peña Trevinca, dice la acusación. Y las gafas aparecieron en el coche de los acusados.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?