Últimas noticias Hemeroteca

La Junta actualiza su normativa de plantación de viñedo

Agilizar los trámites y favorecer el desarrollo del sector son algunos de los objetivos de esta medida

La Junta de Castilla y León ha puesto al día su normativa para la gestión de plantaciones de viñedo, adaptándola al marco normativo europeo y nacional, recientemente modificado. La administración regional ha hecho lo propio con una modificación que quiere favorecer el desarrollo del sector y afianzar la regulación del sistema, agilizando la tramitación de expedientes, ampliando el periodo de presentación de solicitudes de replantación a toda la campaña vitícola y tratando de facilitar las tareas administrativas a los productores a través de un sistema telemático.

El nuevo sistema ofrece tres vías distintas para tramitar las autorizaciones de plantación de viñedo: por la conversión de un derecho de plantación vigente a 31 de diciembre de 2015 en una autorización de plantación, mediante el arranque de una superficie de viñedo para obtener una autorización de replantación o mediante la obtención de una autorización de nueva plantación concedida por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación previa solicitud.

Además, se mantiene la posibilidad de obtener autorizaciones de plantación de viñedo a través de la conversión de derechos de plantación que posea el viticultor, siempre y cuando se pida con anterioridad al 31 de diciembre de 2020, pudiendo solicitarse en cualquier momento de la campaña vitícola.

Para facilitar y agilizar la tramitación de los expedientes, la Orden publicada abre el periodo de presentación de solicitudes de replantación y de replantación anticipada de viñedo a toda la campaña vitícola, es decir, desde el 1 de agosto hasta el 31 de julio del año siguiente.

NUEVAS PLANTACIONES

En el caso de las solicitudes de nuevas plantaciones, los interesados que lo deseen podrán presentarlas entre el 15 de enero y el último día del mes de febrero de cada año. Además, se establece un límite máximo de cinco hectáreas de superficie admisible por solicitante con el fin de que la nueva superficie concedida pueda llegar a un mayor número de viticultores.

Esta normativa recoge, también, cambios en los requisitos de admisibilidad y en los criterios de prioridad para el acceso a estas concesiones, como el de ser productor de una pequeña y mediana explotación.

SIMPLIFICACIÓN ADMINISTRATIVA Y TELEMÁTICA

Con la intención de facilitar las tareas administrativas a los ciudadanos, la nueva normativa permite solicitar de forma conjunta la autorización de replantación y la ayuda a los planes de reestructuración y reconversión de viñedo.

Se implementa, además, la posibilidad de presentar las solicitudes de manera telemática a través del registro electrónico de la Junta de Castilla y León, así como la notificación electrónica a los interesados.

Además, desde la Consejería de Agricultura y Ganadería está previsto habilitar próximamente la Ficha Vitícola Electrónica para que todos los viticultores puedan acceder a los datos actualizados de su explotación.

 

 

UN SECTOR COMPETITIVO Y GENERADOR DE EMPLEO

En los últimos años, el sector vitivinícola de Castilla y León ha experimentado un continuo desarrollo, evolucionando hacia una viticultura más competitiva y afianzándose como un sector socioeconómico fundamental que genera empleo en el medio rural y de gran importancia para el medio ambiente.

En la actualidad, el cultivo de la vid en Castilla y León alcanza una superficie cercana a las 80.000 hectáreas, de las cuales el 86% se encuentran amparadas bajo figuras de calidad. Con 650 bodegas y 19.000 trabajadores, de los cuales 15.000 son viticultores, moviliza un volumen de negocio de 1.000 millones de euros y se convierte en el primer sector agroalimentario de la Comunidad en exportación con más de 215 millones de euros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?