Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 24 de Febrero de 2020

Otras localidades

Los rectores madrileños se oponen a las tres nuevas universidades privadas

La CRUMA (Conferencia de Rectores de las Universidades Públicas de Madrid) considera que los proyectos, autorizados por la Comunidad de Madrid, tienen serias deficiencias

Cifuentes posa con los rectores de las universidades públicas madirleñas /

Las tres nuevas universidades privadas (CUNEF Universidad, ESIC Universidad y Universidad Internacional Villanueva) que han comenzado su trámite en la Comunidad de Madrid se encuentran con un nuevo bache en su andadura, que debe pasar aún por el Consejo de Gobierno y después por la Asamblea. Tras los informes en contra del Consejo Universitario madrileño, ahora los rectores de las seis universidades públicas de la región (Alcalá, Autónoma, Carlos III, Complutense, Politécnica y Rey Juan Carlos) consideran que no es el momento de dar luz verde a nuevos centros mientras que no exista una ley que establezca los servicios mínimos que se deben exigir en la enseñanza superior madrileña. Así lo refleja el escrito de alegaciones que han registrado ya ante la Comunidad de Madrid y al que ha tenido acceso la Cadena SER.

La LEMES (Ley del Espacio Madrileño de Educación Superior), la nueva ley de universidades que impulsó Cifuentes, sigue esperando en un cajón, no está previsto que termine su tramitación en esta legislatura, por lo que los rectores creen que hay que esperar a que se definan los requisitos para crear nuevas universidades, ya sean públicas o privadas. Sobre las tres propuestas presentadas, CUNEF, ESIC y Villanueva, los rectores madrileños creen que hay deficiencias importantes. En su escrito, hablan de carencias en la oferta de títulos de grado y máster y también en los programas de doctorado "que quedan en simples promesas".

Además, la Universidad Complutense, por su parte, ha presentado a título individual sus propias alegaciones contra dos de estas propuestas, CUNEF y Villanueva, ambos centros privados adscritos en la actualidad a la UCM. En el caso de CUNEF, que ahora mismo se asienta en un terreno de 18.000 metros cuadrados, propiedad de la Complutense, las alegaciones registradas explican que el convenio firmado con la Asociación Española de Banca (propietaria de CUNEF) establece que esos terrenos solo pueden ser utilizados por un centro que preste un servicio público. Por tanto, según la Complutense, no se dan las condiciones firmadas para que esa nueva universidad privada utilice los actuales terrenos. La Complutense pone también de relieve que se verá directamente afectada por la pérdida de un total de 1.535 alumnos en el caso de CUNEF; unos 900 en el caso de Villanueva, con la consiguiente pérdida de ingresos al dejar de percibir esas matrículas.

Los informes contrarios del Consejo Universitario de la Comunidad de Madrid

Este órgano - donde están representadas la consejería de educación, los rectores madrileños de las universidades públicas y privadas y los estudiantes - ha emitido informes desfavorables para los tres casos en los que advierte que no pueden crearse nuevas universidades mientras se tramite la ley de universidades. Ángel Garrido retiró el proyecto de la primera línea parlamentaria tras tomar el bastón de mando de la Comunidad. Los informes del Consejo Universitario son preceptivos pero no vinculantes y de hecho la consejería de educación cree que sus argumentos no son suficientes para paralizar las nuevas universidades.

Las tres solicitudes fueron presentadas a principios de la legislatura, pero ha sido a finales de 2018, cuando la Comunidad de Madrid ha iniciado la tramitación definitiva con la publicación en el portal de transparencia de los anteproyectos de ley que se encuentran en estos momentos en consulta pública. Después pasarán por el consejo de gobierno y, en última instancia, decidirá el pleno de la Asamblea.

Según la información publicada en el portal de transparencia, los proyectos no conllevan un impacto en el gasto público pero sí en las arcas de la mayor universidad de España, la Complutense, y de la URJC, a la que está adscrita el Centro Universitario ESIC. Ambas universidades, según los informes de impacto económico aportados por la Comunidad, dejarán de ingresar el importe que hasta ahora perciben por cada matrícula como centros adscritos. CUNEF cuenta actualmente con más de 1500 estudiantes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?