Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 22 de Octubre de 2019

Otras localidades

Amets: conocemos la historia del primer grupo euskaldun de canción moderna

Creado en Álava en 1969 estuvo en activo trece años y tuvo que burlar a la censura franquista

Amets Taldea en 1972 /

 En 1968 Estados Unidos estaba inmerso en la guerra de Vietnam; el mayo francés propició una revolución estudiantil y una huelga general; The Beatles sacaron su disco LP “The White Albúm”, que incluía la canción Ob-La-Di, Ob-La-Da; Massiel ganaba el Festival de Eurovisión; y por estos lares la represión llegó al máximo, con la imposición del estado de excepción en Gipuzkoa, durante ocho meses.

 A nivel local en el aspecto musical, en las fiestas de Vitoria las actuaciones estrella eran protagonizadas por Juan y Junior, Los Spots y Los Ángeles.

En este contexto, ese año se crea en nuestro territorio el Coro Araba Abesbatza que, de acuerdo con sus estatutos fundacionales, persigue, entre otras cosas, "divulgar el folclore y la obra musical vasca". Su aparición supone en Araba una revolución, ya que es la primera masa coral alavesa cuyas interpretaciones son exclusivamente en euskera. La gente acoge con entusiasmo esta aparición y sus conciertos constituyen un éxito total de asistencia. Había muchas ganas de contar con algo así, en aquellos años en los que el régimen de Franco trataba de adormecer todo tipo de manifestaciones culturales que fueran distintas a las promocionadas por el “Movimiento Nacional”, utilizando para ello incluso la censura.

 AMETS

Un año después de la creación del coro – en 1969- , cinco integrantes del mismo decidieron crean un conjunto euskaldun de música moderna ( hoy diríamos grupo), incorporando los instrumentos que hacían furor entonces: la guitarra eléctrica, el órgano electrónico y la batería. Lo bautizaron con el nombre de Amets, sueño en euskera.

Era época de cambios y de rebeldía, también en la manera de vestir: los chicos vestían pantalones acampanados y se dejaban melenas y las chicas usaban la minifalda.

Si bien ya existían en Euskadi algunos otros grupos euskaldunes, la novedad de este respecto a otros - aparte de la incorporación de los instrumentos aludidos -, fue la creación de nuevas canciones en euskera con ritmo moderno que eran compuestas por algunos de sus integrantes u otros compositores alaveses, y la incorporación de muchas letras escritas por ellos mismos.

Sus actuaciones traspasaron la muga de nuestro territorio y fueron incontables sus conciertos en localidades de la geografía vasca, e incluso en otras comunidades, interviniendo también en numerosos festivales benéficos.

La aparición del Coro Araba y de Amets supusieron una bocanada de aire fresco en la cultura euskaldun en nuestro territorio.

Enrike Ruiz de Gordoa Alda, componente de Amets desde el principio hasta el final, nos recuerda como fue el comienzo del grupo: “El germen de Amets Taldea fue un grupo musical, cuyo nombre era “Aedoak” que estaba compuesto por cuatro compañeros de estudios y amigos: José Mari Elías, Juanjo Uranga, Xabier Castillo “Xeberri” y yo mismo. El grupo se integró posteriormente en la Asociación Musical Araba, denominación oficial del Coro Araba Abesbatza(1968). La formación que permanece de forma estable en el grupo a lo largo de los primeros años de vida de Amets la siguiente: Xeberri (guitarra y voz solista), Sabin Salaberri (teclados y voz), Javi Galdós (batería), Gaspar Ruiz de Gordoa (bajo y voz) y yo (guitarra y voz solista). Esta formación fue la más duradera de los 13 largos años de andadura musical, de lo que se denominó Nueva Música Vasca en euskera, desde el Territorio Histórico de Araba/Álava.”

Enrike nos señala la razón por la que se denominó al grupo con el nombre de Amets: “La denominación Amets viene dada de la versión en euskera que el grupo hizo de la canción ‘Al vent’ de Raimon, un cantautor valenciano perseguido y prohibido en esa época. Como dato curioso, te diré que la versión de esta canción, grabada por el Coro Araba y Amets Taldea, se situó en marzo de 1972 en el número uno en el ranking del “Euskal Hit Parade,” que era la lista de éxitos euskaldunes, similar a “Los 40 Principales” estatal.”

SUS PRIMEROS CONCIERTOS

De los numerosos conciertos que dieron en sus inicios, recordamos su intervención en el Festival de la Canción Moderna Vasca que se llevó a cabo en junio de 1971 en el Teatro Guridi de Gasteiz. En él participaron también Amaia Aulestia, Nino Remuñan, Aintzane Bedialauneta, Zorion Egileor, Estitxu, Donato Larrañaga, Loli Ordoki y Xabier Zamudio. Otro de los conciertos que ofrecieron, en diciembre de ese mismo año, fue en el salón de la Caja Municipal de la calle General Álava y en marzo de 1972, ofrecieron otra actuación en el Coliseo Albia, de Bilbao.

También era habitual que, al margen de las actuaciones en solitario,

Participaran en festivales para obtener ingresos dedicados a nobles causas, entre ellos, actuaron para los damnificados del Peru (junio 1970); para el Centro Especializado de Deficientes Mentales de Álava (diciembre 1971); para el Bai Euskarari (978); y dieron varios conciertos dedicados a recaudar fondos para la construcción de la Ikastola Olabide en Lasarte.

Uno de estos último, celebrado en junio de 1974 en el Teatro Guridi, registró un lleno absoluto, y Amets fue señalando en la prensa como “uno de los mejores grupos que existen en la actualidad”. Intervinieron también en aquella ocasión los guipuzcoanos de Oskarbi y los alaveses Gorka Knörr y Lantzale.

José María Sedano, refiriéndose a este concierto escribió: “Cuando las cosas se hacen bien, se perfilan hasta los últimos detalles y se ofrece un espectáculo de categoría, no es de extrañar que el éxito sea completo, se llene la sala hasta agotarse las localidades y el público salga plenamente satisfecho”

COMPROMISO CON EL EUSKERA

Según Enrike Ruiz de Gordoa, componente del grupo, el compromiso que tenían con el euskera era total, y utilizaban todas las oportunidades para para su promoción a través de la música: “En todo momento el objetivo de Amets fue la canción cantada en euskera desde Araba/Álava, el territorio entonces menos vascoparlante, dando importancia a las voces y a las letras, con un repertorio que se inició con versiones en euskera de canciones más o menos conocidas, de versiones de canciones de lo que se denominaba “Nueva Canción Vasca”, de composiciones propias de algunos de los componentes del Amets Taldea, o de nuevas composiciones del maestro Luis Aramburu, con letras en euskera de Pedro Anitua, y siempre contando con el magnífico trabajo de Sabin Salaberri.

No se pueden olvidar las misas vespertinas en euskera de los sábados, en la capilla del convento de las Madres Reparadoras de la calle San Antonio donde solía oficiar Eusebio Osa, autor de muchas de las letras que Sabin Salaberri ha musicado a lo largo de su carrera. En dichas misas, el grupo Amets solía participar siempre que no tenía actuación, como compromiso activo en la socialización de la música en euskera en pleno franquismo, y amparándonos en un espacio ‘sagrado’ donde la policía no tenía un acceso tan fácil, para impedir nuestra participación.”

EL PRIMER DISCO

En 1973 Amets grabó su primer disco “single”, con cuatro canciones: “Xabier” , de Pedro Anitua y Luis Arámburu; “Ni zer naiz”, de J. J. Uranga y Enrike Ruiz de Gordoa; “Arrazoi bat”, también de Uranga y Gordoa: y “Bakardadean” de J. J. Uranga y Xeberri.

El “Euskal Hit Parade” destacó la grabación de esta forma: “El disco del conjunto Amets (hijo del Coro Araba, de Vitoria) es muy bueno. Es una grabación avanzada, dentro de lo que nos tienen acostumbrados nuestras ediciones vascas.”

Por su parte José María Sedano, en su columna diaria de Norte Expres, escribió al respecto: “La grabación es magnífica, tanto por lo que respecta a la técnica empleada en los estudios, como por la interpretación de que hacen gala los vitorianos.”

A continuación podemos escuchar un popurrí de aquellas cuatro canciones.

Tras muchos éxitos cosechados en diversas actuaciones por tierras vizcaínas y guipuzcoanas con la interpretación de las canciones grabadas y de otras más, el grupo gasteiztarra presentó, en febrero de 1973, su nuevo disco en el Teatro Principal en un concierto que se llevó a cabo por la mañana. El vinilo se había colocado a la cabecera de las ventas en las últimas semanas, y uno de sus componentes -Xeberri- había conseguido ser el vencedor del “ IV Festival del Abra” de canción vasca en Portugalete.

El aspecto del teatro era excepcional y se registró un lleno completo. Los asistentes, en su mayoría jóvenes, escucharon atentamente una veintena de canciones interpretadas por Amets. La presentación fue esmerada, siendo en realidad un espectáculo de luz y sonido en el que se contó con el añadido de luminotecnia y proyección de diapositivas en color. Los espectadores acompañaron varias veces la interpretación de algunas canciones con palmas.

En abril y mayo el disco de Amets se mantenía en los primeros puestos de la lista de éxitos.

DISCO DE XEBERRI

En noviembre de 1973, uno de los componentes de Amets, Xabier Castillo “Xeberri”, presentó su primer disco grabado en solitario, un LP dedicado íntegramente a Iparraguirre.

Jose María Sedano comentaba así la propuesta: “Sinceramente hemos de decir que 'Xeberri" ha dado de lleno en la diana en su primer disco. El compromiso era difícil. El intento, ciertamente responsable. No hay que olvidar que varias de las composiciones que de Iparraguirre canta ‘Xeberri’ se las conoce de memoria, en letra y melodía, casi toda te gente del País Vasco. La papeleta, pues, no era nada fácil. ‘Xeberri’ la ha salvado con gran dignidad interpretando el cancionero de Iparraguirre con la seriedad que exigen las primigenias partituras, tal y como las concibió el bardo de Urretxu. Ha sido la sensación de la Feria del Libro y Disco vasco celebrada estos días en Durango.”

Xeberri, respecto a este nuevo disco manifiesto entonces lo siguiente: “Creo que al pueblo no le interesa mucho la renovación musical. Continúa pidiendo composiciones sencillas, tipo bertsolari. Ten en cuenta que es el pueblo quien hace la selección, quien exige, el que marca la pauta.”

A final del año una de las canciones del disco, «Glu, glu, glu”, ocupaba el segundo lugar en el Euskal Hit Parade, tras la cancion «Atzo, atzo» de Oskarbi.

Así mismo, en 1974, este LP fue elegido el disco del año, y Xeberri fue reconocido como el solista más popular.

Xeberri, por razones laborales, dejó Vitoria-Gasteiz y fue sustituido en el grupo Amets por Juanjo Leza, integrante también del Coro Araba y con larga experiencia vocal.

OTROS DISCOS GRABADOS

En marzo 1974, en el Teatro Principal de Gasteiz, Amets ofreció un espectáculo audiovisual titulado: “Gizona”. El programa desarrollado fue divido en cinco capítulos, referidos todos ellos a la persona: gizona (su entorno y personalidad), bere herria (su pueblo), bere gendea (su gente), bere gogorapenak (sus recuerdos), bere buruko mina (sus preocupaciones).

Contribuyeron al montaje Joxemari Ruiz de Gordoa, Estudios Echibi, Jesús Maria González de Zárate y la firma Gonzalo Bilbao.

El éxito fue total y fueron pocas las localidades que quedaron libres en el teatro. El público aplaudió con ganas y participó con gran entusiasmo acompañando con su voz varias de las interpretaciones del grupo gasteiztarra, especialmente en la canción «Kantatuaz”.

Con esa denominación - “Gizona”- grabaron un LP en 1975 que contenía trece canciones y que fue un nuevo éxito. Entre los temas, destaca “Nere Udazkena” (Mi Otoño), tema que refleja, tanto en la letra como en la música, esa melancolía y añoranza típica de la gente vasca. La letra fue escrita por Pedro Anitua y la música es de Luis Aramburu.

En octubre de 1976 el grupo recibe un telegrama de TVE en el que se les invita al programa “Directísimo”, del bigotudo José María Iñigo, aunque, finalmente, la actuación no se materializó.

En 1994, ya retirados, editaron un CD con el título Orain dela 25 urte, al cumplirse los veinticinco años de la creación del grupo. Así mismo, Amets contribuyó con sus interpretaciones a grabaciones de discos editados en Iparralde (País Vasco Frances), sin que en ellos apareciera referencia nominal alguna al grupo o a sus componentes, al objeto de no tener “problemas” con las autoridades españolas.

RADIO DINAMARCA

En las navidades de 1974, la emisora Radio Dinamarca, de Copenhague, dedicó un programa especial de dos horas de duración dedicado íntegramente a la música y la canción vasca. El programa fue grabado en los estudios de Radio Vitoria y se utilizó para ello un seleccionado conjunto de canciones, con intervención de diversas agrupaciones de Araba/Alava, Gipuzkoa, Bizkaia y Navarra. La grabación se gestionó a través de las hermanas Conchi y Marta Jesús Morillas, vitorianas que tenían su residencia en aquel país.

Por parte del territorio alavés participaron en la grabación la Banda Municipal de Música, txistularis de Ayuntamiento y Diputación, el conjunto Amets y los coros Araba y Manuel Iradier.

ACTUACIONES Y CENSURA

Ruiz de Gordoa señala que fueron cerca del medio millar las actuaciones que llevó a cabo el grupo mientras estuvo en activo: “Lasactuaciones se prodigaron por toda la Euskal Herria cultural y en dos ocasiones, en Madrid. Fueron cerca de 500 las realizadas a lo largo de la vida activa del grupo, bien en solitario o compartidas con cantautores euskaldunes, grupos de la nueva canción vasca o en dos ocasiones, con Mocedades. Muchas actuaciones y conciertos tuvieron la finalidad de recaudar ayudas para las ikastolas que comenzaban a dar sus primeros, pasos al margen del sistema oficial.”

Actuación en Adurza / Enrique Ruiz de Gordoa

Araba/Álava fue el territorio donde Amets ofreció más conciertos; recorriendo desde las poblaciones más numerosas a los concejos más pequeños. La censura, ante la que había que presentar las letras de las canciones para su aprobación, fue implacable. Se daba la paradoja de que dependiendo del día una letra podía o no ser autorizada. También ocurría que una composición se autorizaba en Bizkaia, pero la misma en Gipuzkoa no, o viceversa.

En el año 1976 se prohibió que Amets pudiera actuar, aunque en ocasiones la prohibición fue burlada ofreciendo conciertos en espacios “sagrados”, pertenecientes a la iglesia. También se anunciaron conciertos con otros nombres para despistar a las autoridades.

Letras prohibidas por la censura / Enrique Ruiz de Gordoa

Enrike Ruiz de Gordoa conserva algunos de los documentos, con las letras de las canciones en euskera y su traducción al castellano, que presentaron obligatoriamente ante la Dirección General de Teatro y Espectáculos para su aprobación, en las que figura el sello de “denegado”. Entre las canciones censuradas está el estribillo de la canción Opari: “Buruz taindarrez beti aurrera jo gogor, garaipena dator gurera” (Con la cabeza y la fuerza siempre adelante, la victoria viene a nosotros).

En ocasiones, cuando una letra había sido censurada, el grupo tocaba el tema en el concierto, pero sin cantar la letra y la gente la tatareaba porque la conocía. Entonces aparecía la policía, y ¡se acabó el concierto!

La prensa local se hacía eco, en 1976, de una actuación que se iba a llevar a cabo en el en el polideportivo de Mendizorroza de Vitoria. Finalmente el concierto fue anulado “al no conseguirse el preceptivo permiso gubernativo, ya que las autoridades han opinado que pudiera haber alteraciones de orden público.”

Ruiz de Gordoa señala que, antes de comenzar un concierto programado en Amurrio (Araba/Álava), el alcalde franquista de la localidad se dirigió personalmente al grupo para decirles que se prohibía su actuación. Finalmente, el concierto se celebró en un lugar en el que la autoridad civil no podía intervenir; en un local parroquial que fue cedido por los curas de la localidad. El aforo era pequeño y no pudo entrar todo el mundo.

DESAPARICIÓN DEL GRUPO AMETS

En el año 1981 el grupo Amets sufrió un robo letal: les sustrajeron los instrumentos, la mesa de mezclas, parte del equipo de voces y el sintetizador del local en el que ensayaban. El grupo decide dejarlo.

La última formación del grupo fue esta: Gaspar Ruiz de Gordoa (bajo y voz), Javier Sarasua (teclados), José Hidalgo (batería y voz), Enrike Ruiz de Gordoa (guitarra y voz solista) y Juanjo Mena (clarinete, txistu y voz). Este último con el tiempo ha resultado ser un reconocido director de fama internacional. En la actualidad es Director Principal del Cincinnati May Festival y Director Asociado de la Orquesta Nacional de España. Mas datos sobre su biografía se pueden consultar en: http://juanjomena.com/biografia/

Sin embargo, fueron muchos más los que pasaron por el grupo a lo largo de su trayectoria. “A lo largo de la andadura de Amets taldea, las sustituciones, bien con carácter temporal, por aquello de la “mili”, por razones personales o por sobrecarga, se fueron dando, lo que posibilitó que otros músicos gasteiztarras pudieran dejar su buen hacer a lo largo de la vida de Amets taldea, de los que quiero dejar constancia: Txus Vitoria, bajo; Eduardo López de Alda, batería y José Santos de la Iglesia, teclados”, señala Ruiz de Gordoa.

 25 AÑOS DEL CORO ARABA

En 1993, con ocasión de los 25 años de la creación del Coro Araba, Amets taldea se sumó a la efeméride reuniendo al grupo ya disuelto para realizar una actuación conjunta con el Coro Araba en el Teatro Principal Antzokia; dos kantaldis en Plaza del Machete y Teatro Principal Antzokia; la grabación de un CD (1994) y una actuación en un programa de ETB. Para esa ocasión, la formación de Amets taldea estuvo reforzada y compuesta por: Enrike Ruiz de Gordoa, guitarra y voz solista; Gaspar Ruiz de Gordoa, bajo y voz; Juanjo Mena, clarinete, txistu y voz; José Hidalgo, batería y voz; Miguel Martínez, teclados; Elías Fernando López de Luzuriaga, teclados; Juanjo Leza, voz.

Enrique Ruiz de Gordoa con los discos / Iñaki Armentia

Contribuimos modestamente con este artículo a recordar la labor realizada por Amets en tiempos difíciles. Fue, sin duda, y en mi modesta opinión, el primer grupo vasco de música moderna en euskera.

El vídeo que va a continuación nos recuerda a este grupo en imágenes: su procedencia, algunas de sus actuaciones, la censura y los carteles.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?