Últimas noticias Hemeroteca

Gran éxito de los primeros Encuentros del Bienestar en Extremadura

La vida se hace más sostenible en Plasencia

El Teatro Alkazar durante los Encuentros del Bienestar /

La llegada de los Encuentros del Bienestar a la ciudad de Plasencia (Cáceres) han cumplido con el lema de la ciudad del Jerte, han servido para complacer a Dios y a los Hombres (“Ut Placeat Deo et Hominibus”). O eso al menos han transmitido tanto los ponentes como los 150 participantes en los primeros Encuentros del Bienestar celebrados en Extremadura.

Unos encuentros con la vida sostenible, la ecología, el cuidado del medio ambiente, el desarrollo, el consumo responsable y la utilización racional de los recursos como puntos de debate. Debates que han sido en ocasiones apasionados, en ocasiones sosegados, con puntos de vista compartidos o enfrentados y que han dejado casi más preguntas a partir de las respuestas obtenidas.

El teatro Alkazar de la ciudad del Jerte ofrecía el marco perfecto para estas ponencias, un teatro de principios del siglo XX pero perfectamente restaurado que ha permitido el desarrollo de las ponencias. De la misma manera, las actividades paralelas se han celebrado en el Complejo Cultural de Las Claras, antiguo convento del siglo XVI adecuado para espacio cultural, ambos lugares cedidos por el Ayuntamiento de Plasencia, uno de los patrocinadores del evento. Una ayuda desde la ciudad sin la que no hubiera sido posible su realización, como ocurre con la recibida desde la Diputación de Cáceres, la Junta de Extremadura e Iberdrola.

Unos encuentros que se han celebrado en la hermosa y señorial ciudad de Plasencia, una de las joyas medievales y renacentistas de Extremadura donde sus palacios, su entramado urbano, sus catedrales e iglesias han sido descubiertas por los ponentes y congresistas. Dónde han disfrutado de la vida sosegada de sus calles, pero llenas de animación y de un amplio programa de actividades paralelas con talleres de musico-terapia, huerto urbano, inclusión, reciclaje...

Además, uno de los momentos más esperados era la visita al Parque Nacional de Monfragüe y el poder navegar por el río Tajo teniendo otra visión del Parque Nacional y visitando el típico pueblo de Serradilla, donde se encuentra una de las tallas de más devoción de Extremadura.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?