Sábado, 26 de Septiembre de 2020

Otras localidades

En femenino

Cristina de Diego, pintar sin ver o la historia de una superación

La fuenlabreña asesora al Thyssen - Bornemizsa en hacer accesible el arte a personas ciegas

Cristina de Diego es asesora, dentro de un proyecto europeo, de dos museos de Madrid para hacer accesible el arte a invidente.

Cristina de Diego es asesora, dentro de un proyecto europeo, de dos museos de Madrid para hacer accesible el arte a invidente. / SER Madrid Sur

A los 21 años Cristina de Diego Mayoral estudiaba Derecho. Era una chica de su tiempo. Salía de fiesta, conducía, tenía muchos proyectos. Pero fue a esa edad cuando le diagnosticaron una enfermedad irreversible que le hacía perder la vista.“Significa no poder salir de tu casa, cruzar una calle era todo un reto, peinarte, maquillarte… Lo bueno es que siempre tuve a mis padres, a mi entorno y a la ONCE que te enseña a hacer las cosas que todo el mundo hace de forma cotidiana y fácil, pero con otras herramientas. Así que me enseñaron a andar con el bastón, a coger el autobús, a cruzar pasos de cebra o a estudiar. Como no tengo sensibilidad en los dedos no podía aprender braille, pero si aprender de oído”. Y así empezó su camino de superación que ha llevado a esta fuenlabreña a ser seleccionada por la UE para el proyecto Arches, dirigido a hacer accesible para personas invidente el arte en los museos.

Pero antes de llegar ahí y a poder pintar sus propios cuadros, el camino fue duro. Los médicos, en los 90, la trataron consiguiendo que mantuviera un resto de visión con el que pudo terminar sus estudios. “Muchos hospitales, operaciones, tardé mucho, pero lo conseguí” y durante un tiempo estuvo trabajando como abogada, hasta que otro problema de salud dio un nuevo giro a su vida. Dejó su profesión y emprendió un nuevo camino.

La prueba de que Cristina está hecha de otra pasta es que no solo consiguió licenciarse en Derecho por la UNED, sino que además se ha graduado en Turismo y Bellas Artes, es Técnica Auxiliar Especialista en Protocolo y ha conseguido pintar sus propios cuadros. “Llegar a pintar fue fruto de haber pasado por Turismo, fui la primera estudiante de mi promoción, me dieron premios. Cuando hice prácticas y visité los museos del eje Prado Recoletos y me di cuenta que no había demasiados recursos accesibles para discapacitados visuales. Y pensé que a lo mejor la vida me estaba llevando hacia el turismo accesible para todos, incluido el arte”

Su profesora le enseñó un método que la permite pintar y dibujar, utilizando plastilina sobre cartulina, así comenzó su faceta más artística que en 2017 culminó al ser seleccionada para el proyecto europeo Arches. Ella y otras tres compañeras asesora a los muesos Thyssen-Bornemizsa y Lázaro Galdiano a hacer algunas de sus obras accesibles a personas ciegas. Para que esto sea posible es necesario tres cosas, el tacto, la audiodescripción y la exploración digital y “si añadimos olores asociados a la historia que cuenta el cuadro, te haces mejor una idea”.

Todavía queda mucho que hacer en este campo. En Europa hay bastante avanzado en la accesibilidad del arte, pero todavía hay camino por recorrer, aunque asegura que “lo importante es que se están creando códigos éticos a nivel museos”.

Cristina de Diego afronta y supera cada día muchas barreras. Lo hace con una sonrisa, porque como cualquiera, su objetivo es “ser feliz, aprender “ y continuar desarrollándose como persona. Reconoce que “hay muchas barreras, algunas físicas, otras de aptitud, pero estamos nosotros para ir superándolas, a veces con ayuda de los demás, sabiéndola pedir y dando con la gente adecuada, se pueden superar”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?