Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 21 de Julio de 2019

Otras localidades

Bruce Springsteen, cómo hemos cambiado

El 'Boss' vuelve con un disco de música genuinamente americana. Repasamos una carrera marcada por las barras y las estrellas

Springsteen sigue en lo más alto de su carrera después de 19 discos de estudio /

Bruce Springsteen es historia viva del rock americano y mundial. Bordeando los 70 años, el ‘boss’ regresa con un nuevo disco, en esta ocasión sin la compañía de la E Street Band. Suma ya 19 trabajos de estudio, este se llama ‘Western Stars’ y es uno de los más ‘americanos’ de su carrera, ya de por sí abanderada de las tradiciones del país de las barras y estrellas. ‘Hello Sunshine’ es uno de sus melancólicos cortes que abre este repaso a una amplia carrera. Tomamos aire y nos lanzamos a lo más profundo de este océano.

En 1973 Estados Unidos descubría a un joven rebelde cuyas letras contestatarias y su música acelerada se movía entre Bob Dylan, Van Morrison o The Band. ‘Greetings from Asbury Park’ se llamó el primer trabajo lleno de vitalidad que igual podía escuchar un obrero, un chico enamorado o una joven estudiante. Ya con su primer single, ‘Blinded by the light’, alguno le puso el cartel del ‘futuro del rock n’ roll’. Y lo cierto es que se quedaban cortos.

Dos años después de su primera grabación, el de New Jersey publicaba ‘Born to run’ para confirmarse como el nuevo trovador de América especialmente en unos directos electrizantes. No había inventado las carreras por el escenario, los teclados y los vientos en el rock ni los estribillos pegadizos, pero desde luego estaba perfeccionando la fórmula. Su primer número uno, sin embargo, llegaba en 1980 con The River y el maravilloso ‘Hungry Heart’.

Era este su quinto disco, después del delicioso pero no muy exitoso ‘Darkness…’, y se presentaba en formato doble para abarcar el máximo número de vidas que reflejaban sus canciones. Todo el mundo se podía sentir identificado en esos tiempos duros que narraba y pronto fue el disco de cabecera de una generación. Pero lejos de lo que consiguió para celebrar sus diez años de carrera con el patriótico ‘Born in the USA’.

En realidad, por despejar dudas, el tema no es tan patriótico como después se ha interpretado. De hecho es una crítica por el trato del gobierno a los veteranos de Vietnam. En cualquier caso en 1984 Bruce publicaba el que a la postre se iba a convertir en uno de los 30 discos más vendidos de la historia de la humanidad. La banda lograba temas que han pasado al imaginario colectivo como otro de los principales del álbum, ‘Dancing in the dark’.

Hasta ahora encontrábamos la misma fórmula de rock veloz y sonido acelerado, pero Springsteen va a entrar en una nueva etapa musical y vital que le lleva a prescindir de la E Street Band. Algo que se notó en las canciones y también en el público, con un menor éxito para álbumes más introspectivos como ‘Tunnel of love’ y ‘Human Touch’, cuyos singles homónimos fueron publicados en 1987 y 1992.

A punto estuvo de quedarse rezagado en la ola que arrasó la música de la década anterior para instaurar un nuevo régimen en los 90, pero a mediados de esta etapa consiguió otro número uno, el que le sirvió para recordar que seguía siendo uno de los mejores cantautores del universo rock y que ilustró la película ‘Philadelphia’ hablando de sus calles.

Fue éste el último single que alcanzó el número uno en la carrera de Springsteen, pero no el último disco que llegó a lo más alto, porque con sus elepés ha hecho casi pleno. Lo hizo por ejemplo con su gran regreso junto a la E Street Band en el álbum ‘The rising’, una colección de temas que todo el mundo estaba esperando del ‘boss’ justo después de los atentados del 11-S.

El disco no se basa sólo en hechos, en la tristeza general por los atentados… Bruce recogió testimonios, vidas, habló con familiares de víctimas y plasmó todo ello en un gran retorno a las listas de éxitos. Desde entonces su relación discográfica con su banda de toda la vida se ha recuperado o desparecido en función del momento de cada una de las partes. Por ejemplo en 2005 el disco ‘Devils and dust’ volvía a ser más íntimo, hablaba por ejemplo de la guerra de Irak, y prescindió de sus músicos para ser más acústico.

Llegados a este punto, nadie duda de que Springsteen es una de las voces con más autoridad para hablar de Estados Unidos, de la evolución social y de los problemas a los que se enfrenta la gente común. Su implicación en política con los demócratas, sus conciertos de casi cuatro horas y sus innumerables actos benéficos siguen caracterizando a un ‘boss’ que es más jefe que nunca. Nos despedimos con el álbum que publicó en 2012, ‘Wrecking Ball’, que presentó con otro disparo potente llamado ‘We take care of our own’.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?