Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 23 de Agosto de 2019

Otras localidades

Tudanca contagia su éxito al sector del vino

Vinos Tudanca ha experimentado un notable crecimiento en los últimos años, convirtiéndose en una de las referencias de la DO Ribera con vinos de gama media y alta

Jesús Tudanca (izq) y Julián Sardina (dcha) brindan con uno de sus vinos /

Cuando unos vinos superan la decena de premios nacionales e internacionales, decir que es un buen vino, cuanto menos, se queda corto. Y si ustedes encima leen en su etiqueta ‘Tudanca’, pensarán... “¡Claro, cómo no va a estar bueno!” Y no se equivocan. Porque puede que al oír o visualizar este reconocido apellido ribereño nos evoquemos al mundo hostelero. Pero ese cariño personalizado de la familia Tudanca se trasladó hace muchos años a sus vinosy con el mismo exitoso resultado.

Porque este grupo siempre ha estado ligado a través de las generaciones a sus viñedos. Vicenta de las Heras, matriarca de este proyecto, dio forma a un sueño que hoy en día sus hijos y nietos viven y disfrutan con orgullo. Julián Sardina y Jesús Tudanca, junto a Laura Sardina, lideran este reto. Vinos Tudanca es fruto de esfuerzo y constancia.

Y es que fue hace muchos años cuando el impulso llegó con fuerza a este sector vitivinícola. Julián Sardina cuenta que la mayoría de los viñedos fueron arrancados en los últimos años del siglo XIX al no ser rentables. Pero Vicenta, su suegra, se quedó con una hectárea. Él lo aprovechó cuando hace más de 30 años llegó a la Ribera. Puso en marcha este proyecto, porque se dio cuenta de que la gente ya no quería aquel vino que daba energía en el trabajo, sino el que se disfrutaba para descansar o comer.

De esa hectárea sita en La Horra se ha pasado ahora a más de 35 de viñedo propio con las adquisiciones de la familia. Un suelo con fertilidad moderada y buen drenaje, que garantiza aportación suficiente a las plantas durante la primavera y verano, sumado al excelente cuidado de las viñas -de altísima calidad, por cierto- que no puede ser más pormenorizado.

Algunos de los premios que ‘Vinos Tudanca’ ha recibido figuran en la fotografía que precede estas líneas. A ellos hay que sumar los más terrenales (Envero), entre los que se encuentra el galardón de ‘Alta expresión’ de esta edición. Y Sardina dice no sorprenderse por ninguno de ellos, porque el factor humano es el diferencial de un buen vino. “Cuando tienes buena tierra y se dan las condiciones que solo tiene este microclima, hacer buen vino es más fácil; me parece lógico que nos premien, lo hemos hecho con mucho cariño e ilusión y sin apretarnos la economía”, asegura.

La gama de vinos es dispersa. Desde Tudanca Roble (verdejo y tinto fino) y Crianza (tinto fino) hasta el Vicenta Máter y Viña Seleccionada (solo en añadas calificadas como excelentes) de una gama media y alta. Pero lo que se avecina no es menos atractivo. Desde el grupo Tudanca esperan con ansia el lanzamiento de dos vinos que sorprenderán al sector. Dos vinos de alto nivel, ‘Raytu’ y ‘La Oficina’, que saldrán al mercado este año e incluso cuentan -como es el caso del primero- con un ‘gran oro’ logrado en un concurso de Madrid.

Porque vinos puede haber muchos. Pero que en poco tiempo hayan conseguido tanto, ninguno. Y ese éxito no entiende de inversisón. Entiende de pasión, ilusión y trabajo. Y en ese premio, a la familia Tudanca, no hay quien le gane.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?