Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 28 de Octubre de 2021

Otras localidades

HORA 25 HORA 25 Sigue en directo el programa especial de 'Hora 25' desde Torremolinos

La Calderona

De la treintena de hijos bastardos que se dice que tuvo Felipe IV (en aquella época no había televisión para entretenerse) solo Juan José de Austria fue reconocido como tal. La madre del virrey de Aragón no fue otra que la Calderona, una conocida y querida actriz de teatro del Siglo de Oro. Esta es su historia

El mundo del teatro en el Siglo de Oro español fue una de las épocas más candentes desde el punto de vista intelectual de España. Es cierto que durante el reinado de Felipe IV hubo varias bancarrotas que abocaron a la población a una crisis económica que me río yo de la que vivimos y hemos vivido en los últimos años. Y sin embargo, los teatros se llenaban de gente que quería ver comedias o dramas para, imagino, evadirse de los problemas cotidianos. Al contrario de lo que sucedía en la conservadora Inglaterra, en España las actrices podían trabajar sobre los escenarios. Es el caso de la Calderona una actriz de este período que si bien es cierto que mucha documentación la vincula con María Calderón (1605-1678) lo más probable es que la Calderona amante de Felipe IV de la que aquí hablamos fuera su hermana, Juana Calderón.

Reina del espectáculo

María o Juana, podríamos usar el apelativo de reina no solamente por su arte sobre el escenario sino porque también debió de sentirse un poco reina al compartir lecho y privanza junto a Felipe IV. De sus encuentros furtivos aunque conocidos nació Juan José de Austria, virrey de Aragón y uno de los personajes más influyentes de la política y la corte en el siglo XVII. De su madre solamente sabemos el nombre y pocas referencias más gracias a las menciones que de ella aparecen en la documentación de la época vinculada al mundo del teatro. Juana y María se solapan en estos documentos, aunque dejan bien claro que la que era llamada Calderona no era María sino Juana (de María dicen, “la hermana de La Calderona”). A saber. Al parecer María acabó en un convento en Guadalajara y Juana (la Calderona) enviudó dos veces y debido seguramente a un ictus, le quedó paralizada una parte del cuerpo no pudiendo volver a trabajar como actriz. Acabó viviendo en la indigencia y en el olvido en Madrid.

Conservamos un cuadro anónimo del primer tercio del XVII, Alegoría de la Vanidad en la que vemos a una mujer de cabello rojo peinándose, joven y hermosa, mientras observa al espectador con aire de condescendencia. Algunos han señalado que podría tratarse de la Calderona.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?