Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 21 de Octubre de 2019

Otras localidades

Patxi Lazcoz: "Había un acuerdo para quitar las vías en Salburua y Zabalgana, es normal que los vecinos estén enfadados y preocupados"

El exalcalde de Vitoria considera que no se ha explicado "convenientemente" las razones de la renuncia al proyecto de soterramiento aprobado en 2010

El exalcalde de Vitoria, Patxi Lazcoz, tras una entrevista en la CADENA SER /

El exalcalde de Vitoria, Patxi Lazcoz, considera que es "normal" que los vecinos de Salburua y Zabalgana "estén enfadados y preocupados". "Todas las personas que compraron viviendas en Salburua y Zabalgana en el entorno del ferrocarril sabían perfectamente que, con aquel acuerdo interinstitucional, en algún momento iban a desaparecer las vías de al lado de sus viviendas", ha señalado en declaraciones a la CADENA SER. 

Lazcoz se refiere especialmente al acuerdo de 2010 que él mismo firmó con el ministro de Fomento, José Blanco, el lehendakari Patxi López y el diputado general de Álava, Xabier Agirre. En ese acuerdo se cerró el soterramiento del tren por el norte de la ciudad que implicaba que las vías del tren iban a desaparecer del centro de la ciudad y también de Salburua y Zabalgana. 

La decisión de retirar las vías de Salburua y Zabalgana, en todo caso, es mucho anterior. Antes de que se construyeran las viviendas junto al trazado ferroviario. Fue en el año 2000 cuando, con el liderazgo de Alfonso Alonso, el Ayuntamiento acordó esa propuesta que un estudio encargado a Sener ya había apuntado dos años antes. En 2000, Alonso consiguió la complicidad del Ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos. Se creó un grupo de trabajo entre ambas instituciones que desembocó en el compromiso de Fomento, en 2003, para apoyar el soterramiento por el norte y la liberación del actual trazado de las vías. 

Ese año, 2003, es importante porque, a la par que el Ayuntamiento conseguía el apoyo de Fomento a sus planes, el propio Ayuntamiento diseñaba la nueva Vitoria en su Plan General de Ordenación Urbana que fue aprobado ese año. Fue el plan que diseño la expansión hacia Salburua y Zabalgana. De hecho, ese Plan General todavía vigente señala que "la solución propuesta es la construcción de un nuevo trazado soterrado, a lo largo del eje formado por la antigua circunvalación con una estación intermodal bajo el parque de Arriaga y un desvío del tráfico de mercancías". Posteriormente, la estación se trasladó al antiguo colegio Pío Baroja para no afectar al parque de Arriaga. 

Y un detalle más: la parada del tranvía en la actual estación de autobuses no se llama estación de autobuses, se llama 'Intermodal' porque el tren iba a llegar a allí. 

En declaraciones a Radio Vitoria, el viceconsejero de Transportes del Gobierno vasco, Antonio Aiz, censuró al Ayuntamiento por haber permitido que se construyera cerca de las vías. Patxi Lazcoz recuerda: "El Gobierno vasco con sus técnicos y sus responsables políticos tuvieron la oportunidad de decir que no estaban de acuerdo con que las viviendas de Salburua y Zabalgana se construyesen en las proximidades de la vía. ¿Por qué no lo hicieron? Porque sabían que había un acuerdo político para hacer desaparecer las vías de esa zona". 

"No se ha explicado convenientemente"

Aquel proyecto de un soterramiento de 7 kilómetros en la ciudad estaba valorado en 476 millones de euros (en la actualidad son 557,2 para 3,6 kilómetros y llega hasta los 872 millones incluyendo el nudo de Arkaute y la conexión con el AVE desde Burgos). Tras la salida del PSOE de los gobiernos de Madrid y Vitoria en 2011, el proyecto quedó olvidado en un cajón y cuando se volvió a hablar de la llegada del TAV en Vitoria fue en 2015 cuando el alcalde Maroto anunció junto al Gobierno del PP en Madrid que el tren llegaría en superficie. La renuncia del proyecto en cuya firma participó Lazcoz se atribuyó a la crisis económica, pero nunca se dieron explicaciones concretas. 

"No sé ha explicado convenientemente cuál fue el motivo exacto", dice Patxi Lazcoz. "Si es un problema económico que se diga y si la cuestión es económica que se diga cuánto falta para hacer un soterramiento integral en Vitoria". 

"A cualquiera que sea alcalde de Vitoria lo que le va a interesar es, en vez de ser el protagonista de poner la primera piedra, el aprovechar esta ocasión para hacer la obra que requiere la ciudad", reflexiona Lazcoz. "Por ejemplo, todo el mundo se siente orgulloso del pedazo de proyecto que tienen en Bilbao: se podría conseguir el mismo sentimiento de orgullo con un magnífico proyecto en Vitoria". 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?