Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 26 de Enero de 2020

Otras localidades

Coreógrafas españolas reivindican en Fuenlabrada el espacio de las mujeres en la danza

Eva Yerbabuena o Aszure Barton, entre las participantes en la I Jornada Internacional 'Coreografía y Género' organizada por el Centro Coreográfico María Pagés de Fuenlabrada

El I Encuentro Internacional 'Coreografía y Género' se ha realizado este jueves en Fuenlabrada, con doce prestigiosas coreógrafas. /

Discriminación por ser mujer o problemas a la hora de conciliar, por limitaciones de otros o las que se ponen a si mismas, son algunas de las apreciaciones de las coreógrafas, que ven condicionado el trabajo por su género. Y no solo pasa en España, es una situación que viven a nivel internacional y de la que se habla hoy en Fuenlabrada. Así lo han contado esta mañana, doce prestigiosas coreógrafas españolas e internacionales durante la presentación el I Encuentro Internacional ‘Coreografía y Género’. En esta cita hablan sobre el papel de la mujer en la danza y en concreto, como coreógrafas. Nombres como Eva Yerbabuena, Olga Pericet, Mónica Runde, Rafaela Carrasco o la norteamericana Aszure Barton, entre otras, participan en esta primera jornada, enmarcada en los Encuentros Coreográficos Internacionales de Fuenlabrada que el centro de Pagés tiene pensado programar.

Después de reivindicar una política cultural de Estado para España, porque “no podemos seguir como estamos, con una cultura que se mantiene de la providencia”, María Pagés ha señalado esta Jornada como una declaración de intenciones para dar espacio y empuje a la mujer en todos los ámbitos y en especial, en la danza.

Para muchas de las coreógrafas asistentes el denominador común que han vivido va en dos direcciones, discriminación por ser mujer o problemas de conciliación. Así lo reconocía Mónica Runde, quien recordaba como en los inicios de su compañía ejercía la dirección conjunta con un hombre y era “ a él a quien mandaba a las reuniones”, porque para ella siempre había excusas o retrasos para el encuentro. “Yo sí que he sentido muchísima discriminación”, ha dicho.

Rafaela Carrasco, bailaora y coreógrafa, además de catedrática de Flamenco, ponía el acento en los problemas de conciliación. “Para nosotras es más complicado, por los horarios irregulares de este trabajo, por impartir clases,….” Una situación que no solo se da en nuestro país, según indica la norteamericana, Aszure Barton, quien reconoce que “es un mundo donde hay muchos directores hombres, pocas directoras, hay como un círculo que se crea, los hombres recomiendan a hombres, los directores a otros y es un círculo vicioso en el que no se deja espacio a las mujeres”.

Barton se ha deshecho en elogios hacia el recién abierto Centro Coreográfico María Pagés, recordando todas las veces que ella ha buscado sitios para crear y ensayar, por eso, al entrar aquí “se me ha puesto la piel de gallina”, ha asegurado.

Un Centro que para su director, El Arbi El Harti, “hoy es un centro coreográfico que cree en la utopía”, una utopía que ha sido posible en Fuenlabrada, ciudad a la que ha dicho, se quiere convertir en una referencia, un icono de la danza española. Y es que para El Harti el Centro debe ser un lugar de “reflexión y acogimiento de las danza y sus profesiones”, un modelo exportable a otras ciudades. En la misma línea, se ha expresado el acalde de la ciudad, Javier Ayala, quien ve como la sociedad “se mejora a base de cultura”. El regidor ha alabado la celebración de esta Jornada porque “las mujeres coreógrafas tenéis mucho que decir al mundo de la danza”.

La Jornada culminarán con la lectura de un manifiesto que firmarán las doce participantes, además de María Pagés, Aszure Barton, Eva Yerbabuena, Olga Pericet, Mey-Ling Bisogno, Iratxe Ansa, Mónica Runde, Angels Margarit, Rafaela Carrasco, Ana Morales, Luz Arcas y Patricia Guerro.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?