Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 17 de Enero de 2020

Otras localidades

Bayo: "La gente se gasta 150 euros en el fútbol pero no en música clásica"

La soprano María Bayo y el gestor cultural Robert Brafau coinciden en que hay que visivilizar a los nuevos talentos y atraer a un público más joven para que se acerquen a la música clásica y aseguran que el 90% de la población consume música

De izquierda a derecha: Maricel Chavarría, la soprano María Bayo y el director del auditorio de Barcelona Robert Brafau /

Maricel Chavarría redactora de La Vanguardia ha dialogado con sensibilidad y elegancia con la soprano María Bayo y el director del auditorio de Barcelona Robert Brafau. Juntos han hecho un diagnóstico de por qué la música clásica no está tan presente como debiera en el día a día, y han terminado con algunas interesantes propuestas para cambiar el actual escenario.

Todo ha empezado con un planteamiento compartido por este trío de ases de la cultura Chavarría, Bayo y Brafau al decir que la música clásica no está en el día a día de la gente y que gran responsabilidad de ello la tienen los medios de comuniciación que son quiénes deberían potenciarla como lo hacen con otros estilos más comerciales como por ejemplo la música pop. Tampoco se nos enseña, dicen, a entender y escuchar la música clasica. Y la educación cuenta muchísimo para que la clásica esté más presente en la vida de la gente.

En el siglo XIX se oía música clásica en vivo y en directo, pero al llegar el siglo XX con la aparición de la grabación todo cambió. La grabación influyó decididamente y no precisamente de manera favorable. Robert Brufau, director del auditorio de Barcelona, considera que la música clásica está cada vez más mercantilizada y es mucho más difícil de vender. Tiene claro que la grabación nada tiene que ver con el directo. Por otro lado piensa que la gente, en lo que a música clásica se refiere, siempre quiere escuchar piezas que ya conoce con lo que resulta muy difícil innovar.

Hay un factor en este diagnóstico sobre por qué la música clásica no está tan presente en la vida diaria y es la educación. Para la soprano María Bayo, no se nos enseña de pequeños a entender, oír y escuchar la música clásica. En cualquier caso, añade Brafau el 90% de la población consume música, y un 40-45% lo hace además en directo. Y eso es bueno, muy bueno.

En el capítulo de anécdotas han entrado en los entresijos del mundo de la música. Y tienen claro que en la música clásica también se hacen "putadas". Dice la soprano Maria Bayo, que la diva Teresa Berganza le contaba que en su época los agentes hacían la carrera con el artista. Y éstos le seguían por los teatros y en todo el proceso de su carrera que eran mucho más dilatadas en el tiempo. Hoy todo ha cambiado mucho y el artista debe cuidarse a sí mismo, sentirse seguro y en ocasiones debe saber decir "no" aunque corre el riesgo de que no le vuelva a llamar, pero por su experiencia ese es el camino para una sólida y potente carrera musical  que, hoy por hoy, el artista debe llevar por sí sólo.

Nos cuenta el director del auditorio de Barcelona Robert Brafau que ellos en el auditorio se esfuerzan por dar visibilidad al talento joven pero poco más pueden hacer. Luego son las agencias quiénes deben empujar a los jóvenes talentos y en muchas ocasiones hay artistas que se quedan en el camino. Brafau ha dado propuestas sobre cómo atraer a la gente joven a la música clásica y cómo renovar el repetorio clásico de siglos. Cuestiones que para la soprano Maria Bayo pueden encontrar solución en el abaratamiento de los precios, que sean asequibles y eso va a crear esa aficción porque está segura que a los jóvenes sí les gusta la música clásica. También considera que hay que cuidar más las puestas en escena porque si todo sale bien, se produce la magia que es el conjunto de todo, la orquesta de cámara, la música, el texto, la interpretación y todo lo demás. Son tantos actores que hace que las entradas a conciertos se encarezcan. Robert Brufau cree que hay que trabajar en nuevos repertorios y tratar de cambiar el canal de transmisión para llegar a un nuevo público joven usando las nuevas tecnologias donde ellos se mueven.

En el auditorio de Barcelona, Brufau nos cuenta que han puesto en marcha "Tarifa plana 25" que es el modelo que están utilizando para los abonos para atraer a este nuevo público menores de 25 años. Se trata de pagar una cuota de 50 euros  y tienen acceso ilimitado a todos los conciertos de la temporada. Ya tienen una media de 85 abonados en cada concierto. El éxito es claro y rotundo. Y puede ayudar a cambiar "la realidad que estamos viviendo donde la gente se gasta 150 euros en el futbol, pero no en música clásica".

María Bayo coincide en que hay que rejuvenecer al público de música clásica.  Cree que a los jóvenes les podrían gustar piezas conocidas e impactantes  como "La reina de la noche" o el "Barbero de Sevilla". Brafau señala que "la ópera tiene muchas más entradas que la sinfónica", y eso la hace preferidad dentro de este escenario clásico. Brafau lo tiene claro: "la música es bienestar y nadie puede imaginar un mundo sin música". Nos ha hablado de la compositora Christine Sun Kim. Una joven que es sorda de nacimiento y capaz de hacer música sin compartir los códigos y jamás haber oído música. Un caso extraordinario y espectacular. Y finalmente, concluyen que la educación es fundamental para enseñar la música clásica, hay que aprender a potenciar la sensibilidad y el amor por la clásica en los más pequeños y reconoce que Ara Malikian está ayudando a aproximarla a todos los públicos. 

 

 

 

 

 

 

 

Fe de errores

que

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?