Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 02 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | Minuto a minuto CORONAVIRUS | Minuto a minuto Más de 6,5 millones de estadounidenses pidieron el subsidio de paro la semana pasada
Opinión

'Mendoza amenaza por enésima vez con marcharse', por Pepe Belmonte

Escucha el 'micromentario' del catedrático de Literatura de la UMU para el programa Hoy por hoy

El presidente de la UCAM (centro), José Luis Mendoza, asegura que se lleva la sede de la universidad a Madrid.

El presidente de la UCAM (centro), José Luis Mendoza, asegura que se lleva la sede de la universidad a Madrid. / Cadena SER

Mendoza.

José Luis Mendoza, el presidente de la Universidad Católica, es uno de los tipos más raros y curiosos con los que uno pueda toparse a lo largo de la vida. Un personaje digno de ser estudiado y analizado a fondo por la Neurociencia o, al menos, por un buen gabinete de psicólogos.

Sin ir más lejos, esta semana amenazaba, con su tono habitual, entre airado y sentencioso, con trasladar a Madrid la administración de la institución que representa por los problemas que está teniendo últimamente con la justicia.

Y por si ello fuera poco, en un acto público anunciaba, de manera apocalíptica, la llegada del fin del mundo en cuanto se forme un nuevo gobierno de la nación, con la presencia de socialistas y podemitas.

Pepe Belmonte comparte cada lunes su columna de opinión con los oyentes del programa Hoy por hoy. / Cadena SER

Mendoza se parece cada día más a esos viejos profetas del Antiguo Testamento, hijo de un Dios tirano y vengativo, que ya ni siquiera reconoce la Iglesia moderna.

Una actitud, dicho sea de paso, que en nada beneficia a la institución que representa, que hace un flaco favor a sus miles de estudiantes y a todo el personal que, honradamente, trabaja en la misma.

El Ayuntamiento de Murcia, por su parte, no va a la zaga en situaciones polémicas. La última de ellas ha sido la subvención concedida a una asociación que pretende curar esa "terrible enfermedad" que es la homosexualidad.

Volvemos, pues, a los tiempos más oscuros. A esa época –muy bien recogida en la novela de Jerónimo Tristante titulada 1969–en la que a los que no demostraban ser unos machos de tomo y lomo, se les aplicaban corrientes y otros severos castigos para llevarlos hasta el camino verdadero.

Algo debería de decir el concejal responsable de conceder una subvención de estas características, que va en contra del género humano, contra la ley, contra la ciencia, contra el sentido común y la modernidad.

Por ese camino, con gente de esta calaña, de ideas tan retorcidas, volveremos, a buen seguro, a la Edad Media, a las cruzadas y a la temida peste bubónica.

Pepe Belmonte


Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?