Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 09 de Diciembre de 2019

Otras localidades

El monolito de Sandra Palo, en Getafe, sufre el séptimo acto vandálico desde su inauguración

En este caso han roto el cristal de metacrilato que protege la foto y han arrancado una de las placas

Un nuevo acto vandálico ha roto el cristal del monolito en memoria de Sandra Palo y han arrancado una placa pequeña con su nombre. /

El monolito en memoria de Sandra Palo, situado en el Parque Castilla La Mancha, junto al barrio de Las Margaritas, lugar donde residía su familia cuando la joven fue asesinada en 2003, ha vuelto a sufrir otro acto vandálico, y ya van siete, desde su inauguración. Así lo asegura la madre de la joven, María del Mar Bermúdez, a través de redes sociales. En esta ocasión han arrancado la placa pequeña con su nombre y fecha de nacimiento y han roto el cristal de metacrilato que protegía la de mayor tamaño, donde está su fotografía.

“La primera vez que rompieron la foto y la placa fue al día siguiente de ponerlo, y no pasaron ni 24 horas, y a día de hoy van por lo menos siete veces que la han vuelto a romper”, dice Bermúdez, quien también recuerda que estos actos suelen ser el fin de semana, aunque asegura, “cada vez lo hacen con más odio para hacernos más daño, ya que si teníamos poco con nuestro dolor, sufrimiento y lucha que llevamos abanderando durante estos años, tenemos que sufrir también esto”.

En esta ocasión han arrancado la placa pequeña con su nombre y fecha de nacimiento y han roto el crista de metacrilato que protegía la placa, de mayo tamaño, donde está su fotografía.

Sandra Palo fue secuestrada, violada y asesinada el 17 de mayo de 2003, con 22 años, cuando regresaba a su casa en Getafe. Su cuerpo apareció carbonizado en un descampado de Leganés. El 19 de enero el Ayuntamiento de Getafe junto con el entonces vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, acompañaban a la familia de Sandra Palo en la inauguración del monolito que recuerda a la joven getafense. Desde entonces los ataques se han venido sucediendo. A las 24 horas ya recibía un ataque con pinturaras y semanas después unos desconocidos arrancaban y robaban la placa. Un mes más tarde, volvían a arrancar la placa. Unos actos que nos han dejado de dañar un símbolo contra la barbarie representado en este monolito.

La alcaldesa getafense, Sara Hernández, ya dijo en su día que el Ayuntamiento repararía los desperfectos que se causaran “las veces que haga falta”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?