Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 27 de Noviembre de 2020

Otras localidades

TSJ Aragón

Una juez va contra la madre de la menor que se niega a ver a su padre maltratador

El padre tiene dos condenas en firme por violencia de género y está pendiente de un juicio por presunto maltrato infantil a su hija, que fue aplazado 3 meses en octubre porque no funcionaba un video. La menor no quiere entrar en el punto de encuentro familiar

Ciudad de la Justicia en Zaragoza

Ciudad de la Justicia en Zaragoza / Esther Orera

El juzgado de violencia sobre la mujer número 2 de Zaragoza abre causa penal por desobediencia contra la madre de una menor que se niega ver a su padre en el punto de encuentro familiar, y que está pendiente de juicio acusado por maltrato infantil cuando esta niña tenía 8 años. Además, otro juzgado, en número 5 de instrucción, le impone una multa de 300 euros.

Este hombre tiene dos condenas en firme por violencia de género y está pendiente un juicio por  presunto maltrato infantil a esta menor, que fue aplazado 3 meses en octubre porque no funcionaba un video. La sesión está prevista para enero.

La madre, ahora, ha recibido un requerimiento para que obligue a su hija a ver a su padre en los puntos de encuentro, algo que los trabajadores sociales no han conseguido, porque su hija, que ahora tiene 9 años, se niega a entrar. Tiene un régimen de visitas en el punto de encuentro de 1 hora a la semana.

"Le insto a mi hija todos los días que tiene que entrar a ver a su padre, delante de las técnicas del punto de encuentro, que es su padre, que lo tiene que ver, que tiene que estar con él, que es una hora, que es muy poquito tiempo" y "el rechazo proviene totalmente de ella por las vivencias que ha vivido cuando ha estado con él", relata la madre.

"Se niega a entrar"

Los informes señalan que la madre aconseja a la menor que entre y se realicen las visitas pero, a su vez, según el texto del juez de primera instancia número 5, no colabora y responsabiliza a la madre del incumplimiento del régimen de visitas.

"Se niega a entrar", remarca la progenitora. "Entró un día porque le dijeron que entrara, y que se lo dijera ella [a su padre, que no quería verle] y la niña entró y le dijo que no quería estar con él", señala.

"Y ya no le dejaron hablar más, y luego salió la trabajadora del punto de encuentro y me dijo que no sabía qué hacer". Le respondió: "Yo no soy técnico y le dije que lo que diga la niña; si se quiere quedar que se quede, y entonces "entré y le dije a mi hija: '¿qué quieres hacer; te quieres quedar con papá o te quieres ir con mamá?' y mi hija dijo que se quería ir 'con mi madre'; como en los puntos de encuentro no hay cámaras que graben audio y video no se pueden demostrar las cosas".

Por eso, pide que existan este tipo de registros y también que se escuche a los menores. "A mí no me entra en la cabeza  que se me siga requiriendo y se me siga obligando a que yo tenga que obligar a mi hija a que vaya con un maltratador; mi hija tiene un rechazo a entrar con él y ha manifestado sus razones y nadie la escucha porque a los niños nadie les escucha".

Además, le imponen también una multa de 300 euros a la madre.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?