Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 27 de Febrero de 2020

Otras localidades

día internacional de las víctimas del holocausto

Aragoneses en el Holocausto: la recuperación de su memoria

Naciones Unidas celebra este lunes el Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto. Apenas es reconocida la labor de dos diplomáticos aragoneses, Ángel Sanz Briz y Sebastián Romero Radigales, que salvaron a miles de judios de los campos de concentración. Solo en el de Mauthausen-Gusen perecieron 530 aragoneses

"Arbeit macht frei" ("El trabajo os hará libres"), a la entrada del campo de concentración nazi de Auschwitz

"Arbeit macht frei" ("El trabajo os hará libres"), a la entrada del campo de concentración nazi de Auschwitz / Sean Gallup (Getty Images)

Naciones Unidas conmemora este lunes, 27 de enero, el Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto. Es la fecha de la liberación del campo de concentración de Auschwitz. Fue hace 75 años. En el de Mauthausen-Gusen fallecieron más de 500 aragoneses.

Frente a esta barbarie, destacaron dos diplomáticos aragoneses, Ángel Sanz Briz, en la embajada de Budapest, y Sebastián Romero Radigales, cónsul en Atenas, que salvaron a miles de judíos. Su labor no está plenamente reconocida. Ambos, desde su posición diplomática, se las ingeriaron para salvar la vida de estas personas al margen y en contra del régimen de Franco.

Ángel Arribas, que ha investigado la biografía a ambos diplomáticos aragoneses, explica dónde estuvo el truco: se basaron en un decreto de Miguel Primo de Rivera de 1924 que, aunque había caducado 6 años después, sirvió: permitía a los judíos sefardíes solicitar la nacionalidad española.

Reconocimiento en Budapest

Sanz Briz, conocido también con "El Ángel de Budapest", salvó a alrededor de 5.500 judíos, con 200 salvoconductos en los que iba incluyendo a varias familias. Les dio refugio en pisos de la capital húngara que él mismo alquiló. Allí, la embajada quiere que su labor no caiga en el olvido.

"Estoy intentando establecer una lista clara de las casas protegidas que alquiló Sanz Briz", explica la embajadora de España en Hungría, Anunciada Fernández de Córdova. "Hemos creado una comisión científica para establecer cuáles son esas casas, creo que son 8, y la idea que le propuse al alcalde es poner una placa dedicada a Ángel Sanz Briz en reconocimiento a su labor durante el Holocausto".

No sólo esto: la embajada celebra cada año una ceremonia de recuerdo en el memorial de Briz en Budapest donde plantan un árbol y reúnen a autoridades, niños y mayores para dar una lección de ejemplo e historia viva. 

Actos por el 40 aniversario de su muerte

Mientras, en Zaragoza, se presentan este lunes los actos por los 40 años de la muerte de Ángel Sanz Briz, que está enterrado en el cementerio de Torrero. Lo más destacado será en octubre, con un congreso sobre Historia, Holocausto y Pedagogía.

Miguel Ángel Pallarés, comisario de los actos, señala que el Holocausto "realmente es un hecho muy difícil de entender por los alumnos y no se empieza a trabajar hasta final de Primaria y ni siquiera en los currículums tiene un eco excesivo". De hecho, "sí que se trabaja sobre hechos históricos, como la Segunda Guerra Mundial pero específicamente no; no se profundiza y no se tienen unos recursos claros para profundizar tampoco".

Los españoles de Mauthausen

Alrededor de 10.000 españoles fueron deportados a campos de concentración, de los cuales más de la mitad perdió en ellos la vida. Solo en el campo de Mauthausen-Gusen fallecieron 4.427 españoles, de ellos, 530 aragoneses; un dato que publicó este pasado mes de agosto el Boletín Oficial de Estado, con el objetivo de facilitar a los familiares su registro como fallecidos.

Fue "una barbarie por lo descomunal que fue, la más grande que conocemos en la Historia", remarca el delegado en Aragón de la Asociación Amical Mauthausen, Josep Sanmartín. "Todavía", recuerda "sigue habiendo algunos supervivientes".

Recuperar su memoria y lo que ocurrió en estos centros de exterminio es una labor minuciosa. "Dentro de poco os podré abrazar" es el título del nuevo estudio del profesor e investigador Juan Manuel Calvo, que es el final de una carta que envió un fragatino a sus familiares.

Una larga espera para estos supervivientes republicanos, porque no podían regresar a España por el régimen del dictador Francisco Franco. Las Cortes de Aragón rendirán homenaje este lunes por la tarde a las víctimas del Holocausto en el marco de este Día Internacional.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?