Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 22 de Febrero de 2020

Otras localidades

Museo Bellas Artes Bilbao

El Bellas Artes muestra el realismo mágico del pintor vasco Vicente Ameztoy

Se trata de la primera gran retrospectiva que le dedica este museo al pintor donostiarra compuesta por casi un centenar de obras

Se trata de la primera gran retrospectiva que le dedica este museo al pintor donostiarra compuesta por casi un centenar de obras

Se trata de la primera gran retrospectiva que le dedica este museo al pintor donostiarra compuesta por casi un centenar de obras / EFE

El Museo de Bellas Artes de Bilbao mostrará a sus visitantes a partir de mañana el realismo mágico con fuertes tintes irónicos, surrealistas y naturalistas, que impregna la obra figurativa del pintor donostiarra Vicente Ameztoy, uno de los grandes olvidados del arte vasco, pese a su temprano éxito de ventas y crítica al inicio de su carrera en los años 70 del pasado siglo.

Se trata de la primera gran retrospectiva que le dedica este museo bilbaíno a Vicente Ameztoy (San Sebastián, 1946-2001) compuesta por casi un centenar de obras, entre las que destacan 53 pinturas, 30 dibujos y 6 cajas con collages, que busca dar a conocer al público vasco el conjunto del trabajo realizado a lo largo de toda su trayectoria profesional, que arrancó en 1968 y concluyó en el año 2001, poco antes de su fallecimiento.

Realizada a instancias del anterior director del centro expositivo, Javier Viar, quien ha estado acompañado en el comisariado por Miriam Alzury, jefa de Colecciones de la pinacoteca bilbaína, la muestra, de menor tamaño, fue exhibida primero en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, donde fue vista por más de 10.000 personas y cosechó gran éxito de crítica, según ha manifestado este martes su nuevo director, Valerio Rocco en su presentación en Bilbao

Voces para Piedra y cielo'

Ante esta inédita producción artística, Radio Bilbao-Cadena SER quiere promover la sensibilidad artística desde su espacio radiofónico líder en Bizkaia

La exposición fue visitada este pasado viernes, antes de su presentación a los medios y de su apertura al público, por el pintor Antonio López, quien en su primera etapa, en los años 60, fue una de las principales influencias del pintor donostiarra, junto con el surrealismo de Magritte, ha precisado Javier Viar.

Retrospectiva

La exposición se inicia con sus icónicos autorretratos de finales de los años 60 y principios de los 70, cuando su pintura figurativa alcanzó gran prestigio en los círculos artísticos de Euskadi y Madrid, pese a que con ella se separaba de la corriente abstracta, predominante en el arte vasco de la época debido a la influencia de las esculturas de Oteiza y Chillida, ha mantenido el exdirector del Bellas Artes.

En sus obras, en las que se aprecia una fuerte presencia de la naturaleza vegetal y de los mitos ancestrales, muy propio de la cultura rural vasca de la que también bebió Ameztoy, el artista donostiarra no rehuyó la situación política imperante en los años 70 y 80 del pasado siglo, dominados por los "años de plomo" de ETA, con obras en las que ironizaba de forma divertida sobre el esencialismo nacionalista que impregnaba entonces el ambiente político.

Así se puede apreciar en un retrato de perfil en el que la cabeza echa humo, divertida metáfora de la situación que se vivía entonces en Euskadi, según ha evidenciado Javier Viar, o en la creación de ikurriñas con puerros, una de las hortalizas más apreciadas en la gastronomía vasca, o en el collage titulado "La alpargata sacra", en el que eleva el modesto calzado rural vasco a la categoría de icono religioso.

El impulsor de esta gran retrospectiva, organizada en orden cronológico y presentada con sencillez y claridad para no distraer la atención del espectador, ha destacado la constante relación entre la figura humana y el paisaje, predominantemente vegetal y rural, que se da en la obra de Ameztoy y que en sus cuadros se manifiesta de muchas maneras "incluso en la desaparición de la figura humana del cuadro".

"Es como si contara historias"

Viar ha destacado, por último, que la figuración de Ameztoy no es una "figuración habitual, sino que adquiere rasgos narrativos ya que es como si contara historias que se pudiesen seguir de cuadro en cuadro como si fueran las viñetas de un cómic o el guión gráfico de una película", quizás debido a su trabajo y vinculación con revistas gráficas como "Euskadi Siux", influencia la de las revistas de cómics que el comisario ha juzgado "fundamental para entender su `pintura".

La viuda del pintor, Virginia Montenegro, presente en la presentación de la exposición a los medios, se ha mostrado contenta con el resultado de la muestra y ha expresado su deseo de que el público "la mire con mucha imaginación, porque cada cuadro puede tener un significado diferente cada vez que lo ves, y siempre descubres cosas nuevas", algo que ha confesado "me pasa a mi".

La muestra de Ameztoy abre el ciclo de exposiciones de 2020 del Bellas Artes de Bilbao, donde se podrá contemplar hasta el 7 de junio próximo y está patrocinada por el Patrono de Honor del centro, la Fundación Bancaria BBK

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?