Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 29 de Marzo de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS CORONAVIRUS Minuto a minuto con las últimas noticias sobre la pandemia de COVID-19

Más Madrid acusa a Ayuso de un "recorte encubierto" de 145 millones

La Comunidad de Madrid aprobó un desvío millonario de fondos cientos de partidas presupuestarias, como sanidad, educación, violencia de género y atención a mayores, con la intención de evitar el incumplimiento del objetivo presupuestario

La Consejería de Hacienda niega los recortes, asegura que traspasó ese dinero a un fondo para "imprevistos" alegando que tenían un "remanente" para poder hacerlo

Expediente del director general de Presupuestos donde se autoriza el desvío de 145 millones a la partida "imprevistos" porque tienen un "remanente" para retener ese dinero

Expediente del director general de Presupuestos donde se autoriza el desvío de 145 millones a la partida "imprevistos" porque tienen un "remanente" para retener ese dinero / Cadena SER

En la economía de gran escala, dejar de gastar también puede ser recortar. Si un gobierno anuncia inversión millonaria (con publicidad), por ejemplo, en becas, en construir colegios o en la mejora de infraestructuras sanitarias, y luego no ejecuta esa inversión, ha recortado su previsión de gastos, sin cumplir con su proyecto inicial. Eso mismo es lo que ha hecho el gobierno de la Comunidad de Madrid a través de varias modificaciones de crédito (sin publicidad).

La Consejería Hacienda, que dirige Javier Fernández Lasquetty, hasta octubre, renunció a gastar 145 millones de euros (195 millones durante todo 2019) en cientos de partidas presupuestarias de sanidad, educación, transportes o servicios sociales, entre otros, según el expediente de la dirección general de Presupuestos, fechado en octubre de 2019, consultado por la SER. 

Ese documento acredita que el Gobierno madrileño se vio obligado a sacar fondos de partidas muy importantes para tapar otro agujero mayor: los 1.237 millones que adeudaba el Estado a la Comunidad de Madrid y que "estaba afectando la pago de proveedores", admite Hacienda.

La Comunidad de Madrid sacó fondos de áreas muy sensibles y los transfirió a una partida conocida como “imprevistos e insuficiencias”. Con esa maniobra se garantizaron que al cierre de año la Comunidad de Madrid no incumplía el objetivo de estabilidad presupuestaria y así pudieron cuadrar las cuentas de 2019.

La dirección general de Presupuestos justifica ese trasvase porque “se ha observado la existencia de un remanente que es susceptible de ser utilizado para hacer frente a las insuficiencias”, explican en el expediente de casi 50 páginas, donde detallan uno a uno todos los conceptos que han recortado a través de modificaciones de crédito.

"Es un recorte encubierto"

Más Madrid ha rastreado una a una todas las partidas que han sufrido esa merma en sus cuentas y su conclusión es clara, "el Gobierno de la señora Isabel Díaz Ayuso realizó un recorte encubierto”, denuncia el portavoz de esta formación, Pablo G. Perpinya que acusa al gobierno madrileño "de realizar estos recortes de tapadillo para no incumplir la ley de estabilidad presupuestaria por los bajos ingresos de la Comunidad de Madrid. Esto es muy grave porque este gobierno prefiere resolver sus bajos ingresos recortando a la población más vulnerable antes que dejar de hacer regalos fiscales a los ricos”.

22 millones menos para educación

Según la averiguaciones de Más Madrid, entre esas partidas que han sufrido el desvío de fondos figura una reducción de 22.7 millones en el presupuesto de educación. En concreto, el gobierno madrileño dejó de gastar 17 millones en becas y ayudas, entre ellas, por ejemplo, el cheque guardería, becas de FP y ayudas de comedor para familias vulnerables. En esa partida también figura una supresión de 1.8 millones en gestión de infraestructuras educativas, la gran parte de ese dinero correspondía a un centro escolar de primaria y secundaria en Rivas. En la partida educativa, la Comunidad de Madrid también renunció a gastar otro millón de euros en mejorar la calidad de la enseñanza.

Los servicios públicos para la atención de personas mayores también han sufrido un recorte que alcanza los 3 millones de euros. Dentro de este tijeretazo se incluyen 1,4 millones que se dejaron de gastar para atención a mayores en residencias y en centros de día, que se suma a los otros 400.000 euros que eliminaron de la partida reservada para la gestión de atención a discapacitados en centros de promoción social

Hacienda niega los recortes

Desde la Consejería de Hacienda niegan que se trate de recortes, “ese dinero pertenece a partidas que no se iban a ejecutar o tenían baja ejecución” y “se ha destinado a la prestación de servicios”, aseguran desde el departamento que dirige Javier Fernández Lasquetty.

El pasado mes de septiembre el Consejero de Hacienda ya avanzó que darían este paso para garantizar el cumplimiento de la estabilidad presupuestaria “en un momento en el que el Gobierno no había ingresado las entregas a cuenta, ni la subvención del consorcio ni los 377 millones del IVA de diciembre de 2107. Se nos debía 1.237 millones”, recuerdan desde Hacienda.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?