Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 28 de Mayo de 2020

Otras localidades

CASO ROCÍO MONASTERIO

La decana del COAM admite que firmar planos sin ser arquitecta es una "irregularidad"

Por primera vez la máxima responsable de los arquitectos madrileños se pronuncia públicamente sobre el escándalo de Rocío Monasterio. Belén Hermida reconoce que una actuación como la que hizo la portavoz de Vox es una "irregularidad", igual "que si un médico que ejerce sin estar titulado"

Rocío Monasterio en el Pleno de la Asamblea

Rocío Monasterio en el Pleno de la Asamblea / ALBERTO CUÉLLAR VOX - Archivo (EUROPA PRESS)

El equilibrio en el Colegio Oficial de Arquitectos (COAM) salta por los aires. La división interna, la postura del actual equipo de la decana Belén Hermida respecto al caso Monasterio sorteando una investigación y la guerra entre la actual junta y las anteriores ha convertido el COAM en un polvorín.

De momento, tres de los nueve miembros de la Junta de Gobierno han dimitido - entre ellos la secretaria general-. Lo han hecho, precisamente, solo unos días después de que el Colegio de Arquitectos haya archivado la investigación contra Rocío Monasterio por intrusismo.

Por primera vez la decana de los arquitectos madrileños ha hablado de este caso, Belén Hermida dice que se ha tratado a la portavoz de VOX "como una colegiada más" aunque su caso haya sido "mediático". La decana asegura que han llegado hasta donde han podido, aunque reconoce que cuando alguien firma un plano diciendo que es arquitecto y no lo es, se trata de una clara "irregularidad", igual que "si un médico ejerce sin estar titulado". A pesar de esas palabras, el COAM ha dado carpetazo al caso. 

Aquella denuncia la presentó el arquitecto y concejal de Ahora Madrid, José Manuel Calvo, a su juicio, "la decana no ha estado a la altura", asegura en La Ventana de Madrid, porque "no hay coherencia entre admitir que ha habido una irregularidad y la actuación del COAM", añade Calvo que cree que Rocío Monasterio no ha recibido el mismo trato que un colegiado más. 

La decana del Colegio de Arquitectos insinúa que la moción de censura que sobrevuela ahora contra ella solo buscar dinamitar la denuncia que ha presentado contra la anterior cúpula por la malversación de medio millón de euros en la venta de la sede de su fundación. La actual dirección señala directamente al exdecano José Antonio Granero, a quien acusa de haber liderado y promovido una red clientelar.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?