Jueves, 09 de Julio de 2020

Otras localidades

Santa Faz

El coronavirus confina la Santa Faz por primera vez desde 1942

Durante la Guerra Civil y los dos años posteriores, mientras duraron los trabajos de reparación del templo, los alicantinos no pudieron hacer la centenaria Peregrina

Desde entonces, Alicante no ha faltado ni un solo año a su cita con la Santa Faz

Monasterio de la Santa Faz

Monasterio de la Santa Faz / Ayuntamiento de Alicante

Este jueves, el mismo día en el que Alicante debería estar celebrando la romería a la Santa Faz, cumplimos 40 días de encierro por la pandemia de la COVID-19. Hoy no se reparten cañas en la ciudad, no habrá rollitos de anís en el camino, no habrá Peregrina. Este año, el coronavirus confina a la reliquia por primera vez en 78 años, desde el 16 de abril de 1942.

El coronavirus ha obligado a celebrar la tradicional misa de Santa Faz a puerta cerrada en el monasterio y con contados asistentes en el templo. El concejal Manuel Villar ha sido el encargado de portar hasta el templo las dos llaves que posee el Ayuntamiento, que junto con las otras dos, custodiadas por las Monjitas de la Sangre, han abierto la hornacina donde se guarda la reliquia de la Santa Faz.

La celebración ha comenzado más puntual que nunca, a las nueve y media de la mañana, en un acto religioso en el que el sagrado lienzo ha estado más solo que nunca.

"Hoy es un día muy especial", ha destacado el obispo Jesús Murgui, quien se ha dirigido "especialmente" a los enfermos y familias que han sufrido el azote de la pandemia, así como al personal que lucha contra ella en una ceremonia que ha podido ser seguida por miles de personas en televisión y en streaming.

Murgui no ha dejado pasar la ocasión para criticar la decisión de la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana de no autorizar la salida de la reliquia hasta el castillo de Santa Bárbara para bendecir la ciudad desde su atalaya, amparándose en el decreto del estado de alarma. En esta época, "todo lo que huele a Jesús es minimizado" decía el obispo, "más allá de los remedios médicos, las personas y los colectivos necesitamos auxilio psicológico y espiritual".

Tras las bendiciones hacia los cuatro puntos cardinales de la ciudad y la comarca, desde la puerta del templo en el caserío, la reliquia de la Santa Faz ha regresado al templo en silencio, como homenaje póstumo a las personas fallecidas a consecuencia del coronavirus.

Poco antes del mediodía, con el volteo de las campanas del monasterio, la Santa Faz ha regresado a su hornacina, de donde volverá a salir en 2021 para reunirse de nuevo con sus fieles.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?