Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 25 de Mayo de 2020

Otras localidades

Real Oviedo

LaLiga niega al Oviedo la instalación de un autocine

El club carbayón, que busca soluciones para compensar a sus abonados ante la celebración del fútbol a puerta cerrada, se ha encontrado con la desautorización de la patronal.

La afición azul durante un partido en el Tartiere

La afición azul durante un partido en el Tartiere / Real Oviedo

La instalación de un autocine para ver los partidos del Real Oviedo en el aparcamiento del Carlos Tartiere ha sido una de las medidas que más ha llamado la atención. Otra de las ideas era habilitar una plataforma de pago para que se pudiesen ver solo los partidos del conjunto azul.

Hasta la fecha, han sido varios los socios que han transmitido personalmente al club su intención de renunciar a la parte correspondiente de su recibo. Por ello, visto el inconveniente de tener que jugar sus encuentros a puerta cerrada si se reanuda la competición, y con el impacto económico que esto genera, el Oviedo maneja distintas iniciativas para compensar a sus abonados, que no podrán ver a su equipo en el estadio hasta nuevo aviso.

Una vez que se conocieron públicamente las intenciones mencionadas, LaLiga se puso rápidamente en contacto con el club ovetense mediante varios correos electrónicos negándole dichas posibilidades. El organismo dirigido por Javier Tebas se ampara en el apartado 5.3.3. del Reglamento para la retransmisión televisiva, que dice lo siguiente:

"Se recuerda la imposibilidad de realizar emisión pública de imágenes de juego por parte de los Clubes en recintos públicos o privados salvo que sean emitidas dentro de un establecimiento con permiso específico para tal fin. No está permitida la transmisión de partidos a través de pantallas gigantes en estadios diferentes al que acoge el encuentro, ya que dichos contenidos tienen restringidos sus derechos de emisión".

La entidad carbayona ya facilitó a LaLiga un documento con todos los detalles de la propuesta del autocine, en el que se incluían unas serie de medidas muy estrictas. Por ejemplo, el informe enviado estipulaba un aforo máximo de 150 personas, una separación de un metro y medio entre cada vehículo y el control de los accesos al aparcamiento a través de la seguridad. Incluso, en el caso de que una persona necesitase acudir al servicio, también lo podría hacer por un camino preparado a tal efecto donde estuviesen aseguradas todas las prevenciones posibles.

El Oviedo, que ya ha pedido permiso al Ayuntamiento y espera su respuesta, no desistirá en su empeño, siendo consciente de que el reglamento, dentro de sus múltiples apartados, deberá ser modificado en algunos aspectos dadas las circunstancias excepcionales en las que nos encontramos, y que así también sirva para que los clubes puedan buscar fuentes de ingresos que les permitan paliar mínimamente la crisis generada por la COVID-19.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?