Domingo, 01 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Lali Rodríguez: "La pandemia no ha mermado el gusto por el pan de calidad"

Los propietarios de La Tahona, una panadería emblemática de Huelva capital, con 35 años de historia, adaptaron desde el primer momento el establecimiento a las medidas de higiene y seguridad requeridas por Sanidad

La vida no se entendería sin un buen pan. Por eso, las panaderías se han convertido en uno de las actividades esenciales en el confinamiento. En la Tahona, un local emblemático con 35 años de existencia, conscientes de ello, adaptaron rápidamente el establecimiento a las medidas de seguridad e higiene requeridas por Sanidad. Lali Rodríguez, una de las propietarias, explica que colocaron mamparas de metacrilado para atender a la clientela y adquieron las mascarillas especiales para la fabricación de pan.

En este tiempo en el que se ha perdido la magia del contacto, estos locales se han convertido en uno de los pocos refugios para relacionarnos, aunque sea fugazmente. En la panadería, que conocen bien a sus clientes, los han notado preocupados. "Hay clientes que nos han expresado que han sentido mucho miedo. Otros, en cambio, se lo han tomado con otro talante", explica Lali Rodríguez.

Ahora estamos más familiarizados con la pandemia, pero al principio incluso faltó pan ante el miedo por el desabastecimiento. "Hubo días en que a las 13.30 ya nos faltó pan", subrayó Rodríguez, que reconoce que la situación se ha normalizado.

Lógicamente las ventas no son las mismas que en circunstancias normales, porque se ha tenido que cortar el reparto a los bares y restaurantes. Y han caído las ventas en repostería. Con todo, confían en que esta crisis no sea igual a la de 2008, que asestó un duro golpe al sector. "Aquella fue muy dura para nosotros, también por el auge del pan precocinado que nos hizo mucho daño. Afortunadamente, la moda del pan de calidad nos ha devuelto la vida a la actividad", indica.

En la Tahona el trasiego es constante, pese a la crisis sanitaria. La gente sabe apreciar el producto de calidad que se ofrece en esta panadería, donde se mima hasta el mínimo detalle. Una apuesta por la calidad que los hijos heredaron del promotor del negocio, ahora jubilado.

Al impulsor del negocio, aunque ha delegado el mismo en sus hijos, le gusta estar cerca de la actividad. Pero ahora con la crisis no sale de casa. Sus hijos se encargan estos días de darle ánimos porque saben que gracias al esfuerzo y trabajo durante años, La Tahona es, hoy por hoy, una institución del pan de calidad en Huelva.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?