Sábado, 05 de Diciembre de 2020

Otras localidades

50 toneladas de lana de oveja latxa del Valle de Baztán se convierten en abono orgánico

Este tipo de lana ya no tiene valor y se considera un residuo, y el Ayuntamiento de Baztán se encarga de recogérsela a los pastores y trasladarla a la planta de residuos de Artajona, sin ningún coste para el sector ganadero

El Valle de Baztán cuenta con alrededor de 300 hectáreas de ganado ovino, que equivalen a unas 36.000 ovejas. Muchas de ellas son ovejas latxa, una popular raza ovina del País Vasco y Navarra pero que su lana ya no tiene valor textil y se ha convertido en un residuo para los pastores que tienen este tipo de ganado.

Es el cuarto año consecutivo que el Ayuntamiento de Baztán se encarga de recoger la lana a aquellos que lo solicitan. Cada temporada se encuentran con lana de unas 18.000 ovejas, algo que genera alrededor de 50 toneladas. Al ser un subproducto animal los pastores se encontraban con el problema de necesitar credenciales para poder transportarla o no poder tirarla en cualquier vertedero.

El consistorio decidió entregarla en la planta de residuos de Artajona, donde se elabora compost a partir de este materia. "Nadie quiere esa lana y no es tan fácil deshacerse de ella, podíamos quemarla o llevarla a un vertedero, pero no cualquiera admite lana de oveja", cuenta Miren Meoki, Técnica del Ayuntamiento de Baztán en Hoy por Hoy Navarra, quien añade que al dar con la planta de Artajona, "llevamos ahí las 50 toneladas donde se hace un proceso de compostaje por inyección de aire y se convierte en enmienda orgánica o abono orgánico".

Este servicio lo financia el ayuntamiento del valle ya que considera que debe "mantener a nuestros pastores". Precisamente, Jon Elizetxe es uno de ellos: "El problema empezó cuando la gente empezó a quemar la lana o a tirarlo por el monte. Aquí, tenemos la suerte de que el Ayuntamiento de Baztán recoge la lana a coste cero, pero hay en sitios donde tienen que pagar para deshacerse de la lana".

De lana a fertilizante líquido

La lana se puede transformar en fertilizante y además, sigue siendo necesario el esquileo de cara al verano. El consistorio emprendió un proyecto junto con la empresa Vitaveris, que elaborar productos fertilizantes a partir de residuos y la lana de la oveja latxa pasa a ser un residuo animal pero con un valor añadido.

"La lana, al igual que el pelo o que la pluma son queratinas, un tipo de proteína que es muy dura y muy difícil de componer. Sin embargo, esta proteína como todas, tiene un 16% de nitrógeno, macronutriente imprescindible para toda planta", así lo explica en la SER Jesús Ángel Eslava, Director de desarrollo de productos de la empresa Vitaveris, encargada de este proyecto.

Vitaveris ha puesto todos sus esfuerzos en conseguir ayudas europeas para estudiar estas diferentes formas de poder descomponer la lana y darle un uso agrícola. El gran objetivo detrás de esto: que el agricultor o ganadero pueda ser independiente de principio a fin. Aunque no han conseguido esa subvención, siguen insistiendo en la necesidad de aportar conocimiento al sector ganadero.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?