Viernes, 14 de Agosto de 2020

Otras localidades

La Columna de Carlos Arcaya

Que todo el mundo pueda comer es una cuestión de dignidad, no de caridad

Las medidas del Gobierno de España han sido un acierto

Subió en mayo la afiliación a la Seguridad Social en Alicante. Bajó el desempleo gracias a la industria y a la construcción. Llevamos unos días sin muertos por la COVID-19... Teniendo en cuenta de dónde venimos, son buenas noticias.

Sin engañarnos y sin lanzar las campanas al vuelo, hemos comprobado que, también en esta provincia, los ERTE han funcionado para evitar el desplome del desempleo.

La gestión de la crisis de 2008-2009 dejó huellas sociales profundas que todavía arrastramos. Ahora, el denominado escudo social para que nadie se quede sin prestaciones, incluida la puesta en marcha del ingreso mínimo vital, debe servir para reducir esas disfuncionalidades, siempre que se gestione con agilidad y estableciendo itinerarios formativos para los más desfavorecidos.

Estas medidas han sido un acierto del Gobierno de España. Que todo el mundo pueda comer es una cuestión de dignidad, no de caridad.

Ahora, gestionada la urgencia, hay que volver aponer en marcha el sistema y tomar las medidas para que se vuelva más digital, más verde, más circular y más equitativo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?