Sociedad
Comedores escolares

Transporte escolar y comedores, en el punto de mira

Los protocolos para la vuelta al cole siguen dejando asuntos con dudas cuando sólo faltan ocho días para que empiecen las clases

Dos trabajadoras limpieza desinfectan un aula, en una imagen de archivo / Marcial Guillén (EFE)

Bilbao

En estos últimos días se ultiman en los colegios las pegatinas de entrada y salida, mamparas, aulas con distanciamiento social en esta vuelta al cole tan protagonizada por la COVID. El retorno a los centros educativos está marcado este septiembre por unos nuevos hábitos educativos sin material compartido y con el mayor espacio posible.

El pasado viernes la Consejería publicó los nuevos protocolos que van a regir la vuelta al cole. Sin embargo, aún quedan lagunas en esa normativa. Un ejemplo de ello es la cuestión de las mascarillas de los niños menores de seis años. No tienen que llevarlas en clase, tampoco en la calle, pero... ¿deben llevarla en el transporte escolar?

Aitor Cuadra, vocal de Direbus en Euskadi, dice que sí, ya que "es a lo que obliga la normativa de transporte". Mientras, Andoni Alonso, responsable de colectividades de LAB, sostiene justo lo contrario, entendiendo que en el transporte escolar "la normativa que rige es que menores no tienen la obligación de llevar la mascarilla, aunque sí se aconseja".

Este asunto es un ejemplo de las muchas dudas que aún quedan en torno a los requisitos sanitarios de cara a la vuelta al cole. Una vuelta al cole que tiene dos puntos calientes que pueden ser determinantes en que las escuelas sean lugares seguros: el transporte escolar y los comedores.

Más información

Dos contextos donde se dan una serie de factores de riesgo claros: espacio cerrado, aglomeración de personas y la posibilidad de no usar la mascarilla. Todo ello afectando a un sector de población que puede entender peor que es necesario evitar el contacto... y en el que los trabajadores tienen también dudas.

Transporte escolar

En el transporte escolar se sabe que los niños ocuparán un asiento fijo en los autobuses, que no se harán controles de temperatura para acceder al autocar y que hay dudas sobre si los niños de menos de seis años tendrán que llevar mascarilla. Según explica Aitor Cuadra, vocal de Direbus en Euskadi, la toma de temperatura no se puede hacer "porque implicaría la obtención de unos datos sensibles a los que los padres se pueden oponer amparados en la Ley de Protección de Datos".

En cualquier caso, explica Cuadra que la situación epidemiológica ya ha impuesto muchas más obligaciones al conductor, con tareas como la desinfección de los autocares, por lo que considera "que ya no se le puede pedir más al conductor".

El sector cuenta con que este año la actividad en el transporte escolar será menor. Una situación que agrava el parón económico del sector del autocar, con actividades como las excursiones escolares, viajes del Imserso y otras actividades vinculadas al transporte discreccional como pueden ser, por ejemplo, las bodas.

A comienzos de verano, el sector del autocar ya se movilizó para pedir ayudas bajo el lema #SalvarElAutocar. Ahora no descartan más movilizaciones este otoño si no llegan las ayudas que llevan exigiendo desde comienzos del verano.

Comedores escolares

En los comedores, la situación se organizará por "grupos de convivencia estable" que comerán por separado y la prioridad para acceder a este servicio será para el alumnado "vulnerable", aunque aún no se sabe quiénes entran dentro del concepto de alumnado vulnerable. Andoni Alonso, responsable de coletividades de LAB, afirma que eso "supondrá un problema para los colegios, que van a ser los que tengan que determinar qué alumnado es vulnerable y cuál no".

Los alumnos que no formen parte de los grupos de convivencia estable, como pueden ser alumnos de cursos superiores que coman solamente algunos días en el colegio, deberán guardar la distancia de seguridad entre ellos y comer en mesas separadas de los grupos de convivencia estable.

Junto a esas lagunas está cómo separar a los estudiantes entre ellos: si se va a hacer mediante mamparas, exclusivamente mediante distancia social, si va a haber limitaciones de aforo, cómo se va a escalar los turnos de comida para dar de comer a todos los escolares y desinfectar entre turno y turno...

Según Alonso, buena parte del problema está en que "no se han pactado los protocolos con los agentes sociales, sino que se han adoptado unilateralmente desde el departamento de Educación". La incertidumbre, explica el responsale sindical, "va a dificultar la conciliación" y siembra dudas entre los profesionales del sector, que no saben si van a ser contratados para este curso o no.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad