De Buenas a Primeras

Actualidad

Reyes Magos

Una mágica merienda de reyes

Tradición y modernidad al alcance de todos los moronenses

Imágenes de recurso de Roscón de Reyes. / María José López - Europa Press - Archivo (EUROPA PRESS)

Morón de la Frontera

Se acerca el día en el que Sus Majestades, los tres Reyes Magos de Oriente, emprenden su viaje para repartir los regalos a todas las casas de aquellos y aquellas que se han portado bien en este año. Como tradición, la sobremesa de la tarde del día 6 de enero se llena de color, olor y alegría gracias al famoso roscón de reyes.

El origen de esta deliciosa merienda se remonta al siglo II a.C., en el que se celebraban las ‘saturnales romanas’ para despedir la época más oscura del año. Para estas fiestas se elaboraban tortas redondas con higos, dátiles y miel que se repartían a los esclavos y plebeyos. Tanta fue la aceptación de ese dulce que se arraigó en nuestra cultura y, hoy en día, disfrutamos de ese manjar. Además, no dejan de producirse innovaciones en el roscón que nos dejan boquiabiertos año tras año.

En Morón de la Frontera, entre tantas cosas buenas, hay diversas pastelerías que nos ayudan a que cada 6 de enero sea mejor que el anterior saboreando el roscón. El cariño, la dedicación y la ilusión son las características que tienen en común todos los pasteleros de nuestro pueblo para hacer que nos chupemos los dedos en un día cargado de magia.

Horno Pastelería La Española / Radio Morón

Iniciando un recorrido por las pastelerías de Morón, nos encontramos con el famoso obrador de Tahona Parrilla. Sus dulces son toda una ‘delicatessen’ llevando el nombre de nuestro pueblo por bandera. Sus roscones de reyes son elaborados los últimos días antes del seis de enero, para así mantener su frescura y su buena calidad. Poseen rellenos para todos los gustos y entre ellos se encuentran la nata, el cabello de ángel, la trufa e incluso la nutella. En este obrador quieren dar comienzo a este 2021 ofreciéndoles a los moronenses un roscón muy peculiar, denominándose así como el roscón aruncitano. Este pretende introducir una crema de batata muy antigua a la que le han puesto el nombre de ‘crema aruncitana’ y que rememora el famoso dulce que en el pueblo lo conocían como ‘alpargatas’. Asimismo, en Tahona Parrilla, siguen la tradición de cubrir el manjar del día de reyes con fruta confitada.

La economía es un factor muy importante y, por ello, el obrador mira por el bolsillo de sus clientes y su precio es muy asequible. No solo lo disfrutan los moronenses, sino que también personas de Arahal, Los Molares o Pruna, entre otros. Ahora solo queda visitar una de sus panaderías, saborear, y averiguar quién es el que se lleva el rey y quién se lleva la haba para pagar el próximo año el roscón.

En la misma calle donde se ubica la anterior pastelería, se puede adquirir los tradicionales roscos de reyes de la confitería Jerez Alta. El sello auténtico le otorga ser un producto que, a través de su sabor de décadas atrás, abra el baúl de la memoria familiar.

Paso seguido, se encuentra una de las confiterías más antiguas de Morón de la Frontera: La Española. Esta pastelería fue fundada en los años cincuenta por Carmen Reyes y Sebastián Morón y se situaba en Pozo Nuevo, 4. Posteriormente, concretamente en el año 1971 se trasladó a la Plazoleta Meneses, siendo así el local al que actualmente se puede acudir para darse un capricho a la hora de merendar. Dentro de los roscones de La Española puedes encontrar una haba, un rey que se identifica con un dibujo animado, una

Plazoleta Meneses con luces de Navidad / Radio Morón

tarjeta de felicitación y una corona para la persona que tenga el privilegio de obtener el rey. Todos los roscones que aquí se venden son aptos para alérgicos a frutos secos y si el cliente lo requiere, también los preparan para intolerantes a la lactosa. Como los más clásicos, por encima se suele cubrir con fruta confitada y con azúcar. Asimismo, en el interior pueden deleitarse sabores como nata, chocolate, trufa o cualquier relleno a gusto del consumidor. Aquí, mirar por cada cliente que entra por la puerta, es la mayor prioridad.

Adentrándonos en los Jardines de La Carrera, Panificadora Macías nos invita a que observemos la cantidad de roscones que tienen para dar un poco de más magia al día de reyes. Sus roscones pertenecen a la pastelería Juan García de Montellano y, si por algo se tiene que calificar, es por su buena calidad. Tras tres, e incluso cuatro días, puedes hincarle el diente y estarán como si estuvieran recién hechos. Los roscones de esta panadería son muy especiales, ya que Sus Majestades de Oriente pasan por allí y dejan muchos premios para la gente de Morón, como lotes de pan gratis, cortes de pelo, paletillas, meses de gimnasio, cenas para dos personas, productos de nutrición deportiva y muchas sorpresas increíbles. Dentro de esas sorpresas, lo mejor es que son de comercios de la localidad, de nuestro pueblo. Es preciso señalar que el roscón estrella es el de cobertura de Nutella y relleno de chocolate, ya que, desde que llevan haciéndolo, es el más vendido. Sus sabores son a gusto del cliente, pudiendo elegir dos sabores en el relleno para que la explosión sea aún mejor. Estos sabores pueden ser nata, Nutella, cabello de ángel, merengue y trufa, entre otros. Este roscón es una buena elección para gozar de una buena merienda de reyes y mantener la ilusión por la alegría que el interior del producto estrella de estas fiestas nos puede dar.

Alejándonos del centro, hacia el barrio de la Puerta Sevilla, se sitúa la Pastelería San José. Con tan solo poner un pie en el establecimiento se puede percibir el ambiente de una pastelería familiar y humilde. Aquí, todo lo que se hace es con pasión. Y con solo ver la vitrina de los pasteles resulta una evidencia. La tradicionalidad es su punto fuerte, por lo que la nata y la cobertura con fruta confitada son las reinas de las navidades en esta confitería. No es necesario que toque el rey, puesto que solo con probar sus roscones, ya ha tocado un gran premio para el paladar.

Roscón de Reyes / Radio Morón

Para finalizar el recorrido, la Pastelería La Victoria pone la guinda al pastel. Sus roscones son famosos por la frescura, ya que son elaborados la madrugada antes de entregarlos. Además de la clásica haba y el rey, muchas sorpresas esperan a todo el que se anime a ir a La Victoria para degustar un buen roscón. Kinder, Nutella, nata, crema artesana y sidra son algunos de los muchos sabores que acompañan a la merienda del día de reyes. Se adaptan a todos los gustos, así el cliente puede elegir el tipo de relleno y la cobertura. Simpatía y confianza son dos palabras que definen a la perfección a los trabajadores. Llega a tener tanta aceptación que una gran familia, comentan estos reposteros, les encarga un roscón tan grande que no cabe en las bandejas. Para poder realizarlo, lo dividen en cuatro partes y después la unen. Para ellos no hay nada imposible. Y menos si se trata de realizar su dulce trabajo.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad