Lunes, 08 de Marzo de 2021

Otras localidades

La línea roja

Obama no creía en sí mismo

Obama no creía en sí mismo, quién iba a imaginarlo de un señor que no presidió Estados Unidos una vez, sino dos

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Buenos días. Cuántas veces nos habrán repetido que hemos de creer en nosotros mismos, que la autoconfianza es fundamental, que estamos condenados al fracaso si no tenemos una fe absoluta en nuestras capacidades.

Los hechiceros contemporáneos, también llamados expertos en coaching, se dedican a recriminarnos las debilidades y a obligarnos a pensar que somos los mejores del mundo.

Lo hacen cobrando, claro, porque la única manera de creer en la mayoría de nosotros es a cambio de dinero.

Personalmente me daba por convencido de que mis fracasos se debían a no haberme considerado el más grande, hasta que por casualidad cayeron en mis manos las memorias de Obama en la Casa Blanca.

Se titulan ‘Una tierra prometida”, y en ellas nos golpea un pasaje revelador:

Al principio de la campaña, dice Obama, yo no era el único que pensaba que no era un candidato particularmente bueno”.

Obama no creía en sí mismo, quién iba a imaginarlo de un señor que no presidió Estados Unidos una vez, sino dos.

Al desconfiar en sus posibilidades, contempló la realidad con mayor crudeza y pudo vencer los obstáculos por no haberse engañado a sí mismo.

Y encima disfrutó más con la sorpresa de su triunfo que quienes se hunden con el peso añadido de su autoestima.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?